CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Posse advierte que si crecen los contagios no habrá “dónde atender a la gente”

Por CNN Radio Argentina, Guillermo Panizza

(CNN Radio Argentina) — Gustavo Posse, intendente de San Isidro, aseguró este domingo en CNN Radio que el actual “es el peor momento para levantar la cuarentena”, en un contexto de aislamiento obligatorio que viene  promoviendo protestas callejeras de ciudadanos y reclamos de científicos e intelectuales.

En el ciclo CNN Aire de mañana, con la conducción del periodista Guillermo Panizza, el jefe comunal bonaerense remarcó que “si se levanta la cuarentena, aumentará definitivamente la cantidad de contagios”, razón por la cual considera adecuada su extensión para acentuar el cuidado de la salud de la población.

“La cuarentena fue providencial al declararla de manera precoz. Hubo 6 mil vecinos del municipio que volvían de países con altos casos de COVID-19. Acá la gente se aisló en sus casas y el municipio controlaba a esas personas para que no salieran a la calle en los primeros 15 días. La situación se fue normalizando por el buen comportamiento de los vecinos y por el alto cumplimiento de la cuarentena. Ahora estamos en una etapa de apertura de comercios y diseño de protocolos que son aprobados por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Una de las claves es la no utilización del transporte público, que es un lugar de alto foco de contagios”, comentó.

“Se pueden ir abriendo actividades de a poco como se está haciendo en San Isidro. No hay que socializar en las esquinas o ir de un barrio a otro. Cuando aumenta la circulación, aumenta la cantidad de contagiados. Entiendo el cansancio de la gente por la cuarentena y las prórrogas que hubo”, dijo.

Este es el peor momento para levantar la cuarentena

Dirigente radical alineado con la fuerza opositora de Juntos por el Cambio, Posse, quien conduce el distrito desde 1999, fue más allá y evaluó que “si aumentan los infectados, ni las prepagas ni los sistemas públicos de salud van a tener dónde atender a la gente”.

“Un tercio de las personas que tienen domicilio en San Isidro no viven acá. Una de las razones de esta situación es por el uso de hospitales municipales. Nosotros seguimos en contacto con el municipio de origen de personas que tienen domicilio radicado en San Isidro”, explicó en otro tramo de la entrevista.

“Los chicos muchas veces son asintomáticos y pueden contagiar al resto sin saberlo. En la primera época de la cuarentena funcionaron las farmacias y supermercados y entiendo que si se respetan los mismos protocolos no tendría que haber inconvenientes en la apertura de comercios de cercanía”, analizó.

En la primera época de la cuarentena funcionaron las farmacias y supermercados, y entiendo que si se respetan los mismos protocolos no tendría que haber inconvenientes en la apertura de comercios de cercanía

Posse acotó que en San Isidro “tenemos 24 protocolos que habilitaron 12 industrias”, de modo de reforzar el caudal laboral del municipio. Y, finalmente, abordó el rol de Juntos por el Cambio en la pandemia: “En el caso del AMBA, trabajamos juntos el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano. Hay zonas con mayor densidad de población y también diferencias entre los barrios populares. No existe margen de hacer política en este punto sino que hay qué hacer gestión y ser crítico de lo que se está haciendo mal”.