CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Intendente de Necochea, tras el baby shower: «Hay gente que no habla por temor al escrache»

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina) — Arturo Rojas, intendente de Necochea, del sur de la provincia de Buenos Aires, aseguró este lunes en CNN Radio que “hay gente que no habla por temor al escrache” que participó del baby shower que disparó los contagios en esa ciudad.

“Veníamos con 60 días sin casos”, recordó en CNN El tema del día, en tanto que aclaró: “Estamos armando el mapa epidemiológico y tuvimos que suspender las actividades que habíamos habilitado”.

Además, el jefe comunal contó en diálogo con María Laura Santillán cómo se dio la cadena de contagios que terminó con un nuevo brote con la ciudad playera. “Hubo algo previo del evento social. Detectamos un mujer que fue el caso índice y a partir de ahí se activaron los protocolos. Fue una persona que viajó con su yerno y fue internada en el Sanatorio Güemes, pero no respetó la cuarentena. Contagió a sus tres hijos y a su madre”.

La “paciente cero”, sin embargo, no asistió personalmente a la reunión, aunque sí sus hijos, con los souvenirs que ella confeccionó para la celebración. “Fueron más de 31 personas las que participaron del baby shower. Estaba prohibido cualquier reunión social en Necochea. Eso hizo que se disparara el brote”, explicó Rojas, mientras que llevó “tranquilidad” al aclarar que “el foco está controlado”.

“Hay solo dos personas internadas en el hospital”, agregó.

“Gratis no va a ser. Hay denuncias penales y procesos en investigación. Hubo cinco allanamientos y la Justicia avanza a paso firme”, advirtió, sobre este caso particular en el que una mujer embarazada festejaba junto con sus amigos y familiares la llegada de su hijo, evento que “está totalmente prohibida por la cuarentena obligatoria”.

Con miras al futuro, el intendente de Necochea se esperanzó: “Ojalá podamos retomar parte de las actividades. Esto trae un grave perjuicio sanitario, pero también económico”.