CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Daniel Gollán: «Tenemos que seguir siendo muy duros en el conurbano»

Por CNN Radio Argentina, Nacho Girón

(CNN Radio Argentina)– El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, afirmó este jueves en CNN Radio que la provincia debe mantener en forma férrea la cuarentena en el conurbano y advirtió que si no se hubiese cercado a la Villa Azul de la ciudad de Quilmes ante un brote de coronovirus «hoy probablemente tendríamos un desastre» en la barriada vecina.

«Si generamos muchas actividades» la consecuencia es que «mucha gente circula, pero no vamos a poder controlar eso. Esto es lo peligroso. Tenemos que seguir siendo muy duros en el coburnano en no cambiar de fase de mayor flexibilización», advirtió el funcionario en CNN Primera Mañana que se transmite en dúplex con CNN en Español.

Y acotó: «Por ahí se puede hacer sintonía finita de alguna actividad, pero no mucho más«.

Gollán dijo que «en el interior van a ser bastante más las actividades que se van a poder hacer, siempre con controles, alcohol en gel, tapabocas. Si se habilitaran actividades gastronómicas tiene que tener el distanciamiento entre mesa y mesa. Aún en esos lugares tiene que ser muy cuidado» todo, enfatizó.

Por ahí se puede hacer sintonía finita de alguna actividad, pero no mucho más

El ministro dijo que «los matemáticos nos decían que ojalá se acercara el pico» de la pandemia y aclaró que «si hoy estuviéramos en el pico implicaría que esta sería la cantidad máxima» de casos.

Y agregó: «Lamentablemente tenemos que lograr que todos los días el famoso R0 (que mide cuántas personas contagia cada afectado) este descendiendo. Cuando el R0 esté descendiendo podemos empezar a pensar en flexibilizar más las medidas para volver a la nueva normalidad».

Sin embargo, alertó que esa «nueva normalidad» será distinta a la anterior porque «nadie imagina a una persona que en dos meses esté de viaje en un crucero. No me imagino ir a la cancha sin barbijo», apuntó.

El crudo panorama en el conurbano bonaerense (Foto de Telam)

El conurbano y el transporte

Sobre la situación en el Gran Buenos Aires, Gollán dijo que «el conurbano es una masa enorme entre la ciudad de Buenos Aires y el AMBA de 15 millones de personas, muy porosa» y advirtió que «es imposible generar controles estrictos en los ingresos«.

«No es lo mismo que una ciudad que tiene dos accesos. Sería imprudente aumentar la circulación de la que no se puede controlar. Y en eso quiero ser preciso: cuando a una empresa se la habilita debe poner el transporte. No va el personal en transporte» público, indicó.

Gollán descartó que los viajes de egresados puedan realizarse en el corto plazo. «La verdad a eso en parte lo veo difícil, Imaginarse chicos viajando masivamente en colectivo, todos juntos, llegando a lugares donde no hay casos. Lo veo complicado».

«Veo complicado también las canchas de fútbol, los boliches bailables. Eso va a ser lo último cuando los casos esténe en un nivel bajísimo», aseveró.

Además advirtió que «todo lo que hace la Ciudad incide sobre la provincia y viceversa y todo lo que hace La Matanza incide sobre el de al lado. Esto es un conglomerado. Cuando uno abre un negocio se desplazan trabajadores de otros lados, por eso hablaba de sintonía muy finita. Si algo se abre tiene que hacerse con trabajadores del lugar, si es posible por sus propios dueños, y tampoco que viajen los compradores» de un barrio a otro, indicó.

Las barriadas populares

Gollán también se refirió a la situación en los barios populares y detalló que allí «tenemos 16 por ciento de los casos» totales. «La mayoría de nuestros casos están en sectores de clases medias, medias bajas y medias altas. Tenemos focos como el brote en Villa Azul», en el partido de Quilmes, recordó.

En ese sentido, dijo que se logró evitar que los casos explotaran en la vecina Villa Itatí y precisó que solo se dieron contagios «pegados a Villa Azul. El resto está bien. Ahora tenemos este pequeño foco» en el bario José Luis Cabezas de Ensenada con 220 personas en una zona del barrio que «es muy controlable».

«En realidad lo que se trata es de seguir haciendo este esfuerzo extraordinario que e ir mas rápido que el virus. No lo estamos logrando, pero estamos controlando bastante«, sostuvo.

Si nosotros no hubiésemos hecho lo que hicimos en Villa Azul hoy tendríamos probablemente un desastre en el barrio de al lado que es mucho más grande

Gollán además afirmó que de 100 mil testeos hechos en el marco del plan Detectar se registraron «600 y pico» de casos y la mitad de ellos en Villa Azul. «El resto fueron como perdigones de escopetas. Encontramos casos aislados en distintas manzanas, sin brotes. Eso no nos tranquiliza. Cualquiera de esos perdigoncitos, si llegamos dos o tres días tarde, ahí tenemos un brote«, advirtió.

Finalmente, el ministro dijo que «vamos aprendiendo con cada operativo » y afirmó que «si nosotros no hubiésemos hecho lo que hicimos en Villa Azul hoy tendríamos probablemente un desastre en el barrio de al lado que es mucho más grande«.

«Se hizo bien. Fue un operativo muy exitoso. ¿Esta ganada la batalla ahí? No, porque puede aparecer otro brote. En ningún momento el tema de poner un cerco sanitario en un barrio implica poner un gueto ni nada. Es lo mismo que hacemos en un geriátrico», concluyó.