CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Liberación de presos por el COVID-19: “El sistema es perverso y hay reincidencia en los delitos”

Por CNN Radio Argentina, Francisco Olivera

(CNN Radio Argentina) — Diego Kravetz, jefe de Gabinete de la ciudad bonaerense de Lanús, expresó este sábado en CNN Radio que «muchos de los delitos» que se vienen registrando, y que volvieron a poner en primer plano la inseguridad, estuvieron a cargo de «gente liberada por el COVID».

En el programa Hora 10, con la conducción de Francisco Olivera, el funcionario comunal señaló que existe «una doctrina desde fines de 2019 por la que los jueces de garantías de la Provincia buscan penas distintas a la privación de libertad». En esa línea, indicó que «hay una liberación de presos grande, profundizada por el coronavirus«, lo cual gravita en la reincidencia: «Ahora ocurre a las 48 horas (de salir), en lugar de un lapso mayor. Se acortó el tiempo entre liberación y nuevo delito».

El también responsable de la Secretaría de Seguridad de Lanús afirmó que, de los reclusos liberados por la pandemia, «tenemos identificados a unos cuantos». Y citó un caso de fuerte repercusión en las últimas horas: el robo de un auto con un chico adentro, ante la desesperación de la madre, en Almirante Brown: «Uno de los delincuentes, ya detenido, es de Monte Chingolo, en Lanús. Es algo lógico en la zona Sur, donde los límites geográficos no son fácilmente reconocibles y quien delinque pasa de un distrito a otro».

Hay más delitos durante la cuarentena

Según Kravetz, muchos de los liberados en los últimos siete meses son «gente muy complicada. De los seis más importantes, dos están presos». A su criterio, «el sistema es muy perverso. La Argentina eligió encerrar a los vecinos antes que al porcentual de los que delinquen».

«Hay más delitos durante la cuarentena», expuso Kravetz. «La sensación es que los delincuentes te ganaron la calle. Se sienten tranquilos porque la mayoría cumple con el aislamiento y ellos no», reforzó.

«No creo que la desigualdad y la pobreza sean los únicos condimentos en el delito», dijo. «La delincuencia en los barrios humildes tiene que ver con factores familiares y culturales. Las familias de delincuentes les transmiten esa lógica de vida a los chicos», resaltó.

La delincuencia en los barrios humildes tiene que ver con factores familiares y culturales

«En los barrios humildes hay cuestiones relacionadas con la violencia, con tener cadenas de oro que dan prestigio en ese tipo de vida elegido. Te das cuenta cuando un chico puede delinquir; lo ves hasta en la forma de pararse, desafiante. No todos los chicos desafían la autoridad, a un policía. No es lo más común. Hay lugares donde ves delincuentes jóvenes, como en la Villa Gardel, que son leyendas urbanas. Algo de esto lo genera el sistema capitalista. Una persona joven quiere tener cosas. Y al chico de la villa le llegan las mismas publicidades que a mi hijo».

Para enfrentar estas situaciones, sostuvo Kravetz, «hay que hacer todo lo contrario a lo que plantean algunas organizaciones sociales en el territorio, que es de la política. En Lanús había ‘mechones’ en los que no entraba nadie. Fuimos y los domamos. No dejamos ningún lugar sin entrar. El que manda en la villa es el más fuerte y hay que diferenciar al que maneja el territorio de la gente a la que maneja».

Finalmente. Kravetz estimó que «los diez años es la edad ideal para encontrar un camino distinto para los chicos, que se pueden tentar con cualquier cosa. Sé que es un tema tabú, pero hay familias que no están para criar a un hijo. Tenemos que apostar a una nueva forma de educación».