CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Llaman a una concertación política para motorizar la reforma judicial

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)–  El jurista Néstor Sagües llamó este jueves en CNN Radio a una concertación política para llegar a “acuerdo indispensable” en torno al proyecto de reforma judicial impulsado por el gobierno.

“En primer lugar me parece que el tema tiene una dimensión política innegable y por lo tanto lo primero que sería indispensable es un acuerdo entre las dos grandes fuerzas políticas”, sostuvo el experto en Café con Pepe.

Según el jurista, el acuerdo debería tender a “hacer una reforma consensuada y si la respuesta es positiva vamos a seguir adelante”.

“Pero si no existe el acuerdo esto va a desembocar en un caso de guerra política que naturalmente puede tener un resultado malo y conflictivo, polémico y crispante para la sociedad”, apuntó.

Sagües, titular del Centro Argentino de Derecho Procesal Constitucional y presidente honorario del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional, dijo que la justicia necesita reformas “en muchos frentes”.

Y añadió: “Mientras más reformas usted necesite más tiempo va a necesitar para programar ese diseño de reformas”.

Sin embargo, prosiguió, “en Argentina el debate está muy politizado, muy partidizado y no veo en general en los protagonistas un deseo de encontrar fórmulas de consenso, de entendimiento y concertación”.

Estamos pasando de una reforma judicial a la batalla judicial

Para Sagües, esa sería la fórmula “para un programa ambicioso. Esto me parece indispensable, que haya ese ánimus y voluntad, pero no me parece muy claro en estos días. Estamos pasando de una reforma judicial a la batalla judicial”, aseveró.

Al respecto, señaló que “el clima  político parece ser un clima de conflicto, rispideces, de confrontación y es triste que los argentinos no podamos alguna vez elaborar fórmulas de concertación”.

Y agregó: “Parece ser que esa palabra no existe en el diccionario político local, lo cual es lamentable, porque si no existe consenso” la reforma “no va allegar a buen puerto, quizás no va a llegar a nada”.

“Esto podría desembocar en un callejón sin salida”, advirtió

¿Qué pasará con la Corte?

Sobre la eventual ampliación en el número de miembros de la Corte Suprema, Sagües  dijo que “depende de las funciones” que se le asigne al tribunal.

“Si se le atribuyen miles de expedientes cinco (integrantes) resultan en general insuficiente. Ahora, la pregunta fundamental es qué tipo de corte queremos, qué trabajo le queremos encomendar a la corte”, indicó.

Y añadió: “Si es una corte que debe revisar muchísimos expedientes de cortes provinciales y las cámaras nacionales federales de Casación pues tiene que imaginar una corte extensa, con varias salas y una cantidad de jueces de 15, 18 o 21, etc”.

No obstante, recordó que en 1989 la corte consideró que “no era constitucional la división en salas o cámaras” y precisó que “ese es un antecedente importante”.

Y concluyó: “Esto puede ser cambiado por la actual corte, pero es una espada de Damócles que pende sobre la iniciativa de dividir la corte en salas. Si después hay una corte con menos cantidad de trabajo pues 5 o 7 (miembros) pueden ser suficientes”.