CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

El precio de las naftas, las pérdidas de YPF y el futuro de Vaca Muerta

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)-  El vicepresidente del Instituto de Energía General Mosconi, Gerardo Rabinovich, pidió este miércoles al gobierno nacional en CNN Radio hacer “bien los números” y ser “muy cuidadoso” con un eventual aumento de precios de los combustibles en el marco de la pandemia.

“Yo sería muy cuidadoso”, afirmó el experto en Café con Pepe.

En ese sentido, Rabinovich dijo que “en el mundo los precios de los combustibles disminuyeron” y “no aumentaron por la crisis porque evidentemente un incremento de precios en un mercado sin demanda es un espiral descendente que termina en la ruina”.

“En el caso argentino se argumenta el tipo de cambio, pero no se argumenta que estamos con un precio internacional del barril un 50 por ciento por debajo” del año pasado, advirtió.

Y añadió: “Hay que ser muy cuidadoso, hacer bien los números, porque no estoy convencido de que esté por debajo de los precios internacionales y tenga que soportar una recuperación” de precios que “en el mundo han retrocedido”.

Sin embargo, llamó a “proteger lo que haya que proteger en la empresa insignia de Argentina”.

La Cámara de Empresarios de Combustible alertó que el precio de la nafta está retrasado un 13 por ciento y su titular, Raúl Castellano, dijo esperar un aumento inminente. No obstante, el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, afirmó que el alza no está aún definida.

La puja por el incremento de las naftas coincidió con un reporte corporativo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales. Según este informe, la empresa registró una pérdida de 85 mil millones de pesos producto de la caída de los precios mundiales y la baja de la demanda de combustibles por la pandemia.

Para Rabinovich, “no hay que sacar de contexto estos número de la industria petrolera en este semestre” porque “se ha visto impactada en forma extraordinaria por la pandemia”.

“No hay empresa petrolera en el mundo que haya tenido beneficios durante este semestre. Por el contrario, muchas han declarado enormes pérdidas. Marzo y abril han sido meses con precios de petróleo por el piso”, sostuvo.

El experto dijo que “el mundo se detuvo y Argentina no ha sido ajena e YPF fundamentalmente” a ese panorama. “En ese contexto no llaman la atención estos números. Son una mala noticia pero hay que ponerla en ese contexto. La mala noticia ha sido para la industria petrolera en general”, apuntó.

Rabinovich dijo que esta caída en el caso de YPF se ha debido “en 90 por ciento a la coyuntura y 10 por ciento a gestión

“El efecto económico de la pandemia es tremendo y en esa tormenta gestionar una empresa petrolera es una hazaña”, indicó.

Para el especialista, “la demanda sigue estando debajo de la demanda de enero, febrero y marzo y los precios siguen estando por debajo de esos niveles casi 50%”.

Vaca Muerta

Rabinovich también se refirió al yacimiento de Vaca Muerta. Al respecto, dijo que “el proyecto demostró su fragilidad con esta pandemia porque prácticamente se paralizó”

“Es un proyecto petrolero que tiene una expectativa de decenas de años y tiene que soportar estas coyunturas. La volatilidad del mercado es alta y Vaca Muerta no la ha soportada”, aseveró.

Y añadió: “Es incapaz de producir a precios actuales de petróleo y gas. Se está recuperando lentamente pero ha sufrido. Es un yacimiento que requiere extraordinarias inversiones que hoy el mercado petrolero no permite recuperar a la velocidad que Argentina necesita”.

Finalmente dijo que “Vaca Muerta es un proyecto extremadamente frágil que hay que repensar y revaluar para ver hacia donde se lo dirige. Nuestra visión ha sido que es un proyecto que sería muy interesante que se desarrollara hacia el lado del petróleo para tener una producción que permite tener excedentes y exportar y traer divisas al país y eventualmente con ese incremento de producción tener una producción de gas que sea capaz de alimentar el mercado interno sin necesidad de importar y llegar a mercados regionales”, concluyó