CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Impulsan descontar del Impuesto a las Ganancias todos los gastos educativos

Por CNN Radio Argentina, Nacho Girón

(CNN Radio Argentina)—  El diputado nacional de Juntos por el Cambio Emiliano Yacobitti impulsa una iniciativa que busca descontar del Impuesto a las Ganancias todos los gastos relativos a educación.

“Creemos que es sumamente injusto castigar a la clase media trabajadora que invierte en educación”, sostuvo el legislador radical en CNN Primera Mañana, que se transmite en dúplex con CNN en Español.

El diputado de la Unión Cívica Radical presentó un proyecto de ley con la firma de otros 35 legisladores opositores que busca incluir esa posibilidad en el debate del próximo presupuesto nacional.

El proyecto contempla que aquellas personas que ganen entre 55 mil y 145 mil pesos tendrán derecho a descontar cada mes de ganancias distintos rubros como materiales escolares, libros, escuela de idiomas, transporte, residencia universitaria, conectividad, comedor, indumentaria, cuotas de cooperadoras y matrículas.

Yacobitti dijo que el objetivo es que los chicos y chicas “puedan tener educación de calidad”. En ese sentido, señaló que el plan prevé que estos trabajadores de clase media “puedan deducir lo que le sale la educación de sus hijos”.

Son «herramientas necesarias» para que sus hijos que van a la escuela pública puedan tener una buena educación, ponderó.

Pensar a futuro

El legislador afirmó que la difícil situación económica del país, agravada por la pandemia, hace que los padres deban elegir “no pagar algunas de esas herramientas porque tienen que pagar el Impuesto a las Ganancias que casi siempre lo descuenta el empleador”.

Y apuntó: “No solo es importante como el Estado gasta, sino también como recauda”.

Al respecto dijo que “estamos planteando por un lado el beneficio concreto que tiene la clase media que trabaja y por otro lado el bajo costo que tiene para el Estado”.

“El Estado le cobra un poquito más al padre o madre que tiene una familia a cargo y después va a cobrarle mucho menos a sus hijos. Si los chicos se van educando después su salario vale más”, indicó.

Y añadió: “La persona que termina la Universidad su salario es 70% más alto. El que no le termina pero hace tres o cuatro años es un 40%. Así lo mismo con el que termina el secundario. Y duran menos tiempo desempleados. Van a ser mejores sujetos tributarios” a futuro.