CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Tras las huellas y los contrastes de Buenos Aires

Por CNN Radio Argentina, Guillermo Panizza

(CNN Radio Argentina) — Coautora del libro Leyendas de ladrillos y adoquines, la periodista Mariela Blanco contó este domingo en CNN Radio que decidió rastrear ”las huellas” y la historia de la ciudad de Buenos Aires.

“Busqué a partir de los ladrillos la esencia del porteño”, afirmó en el programa CNN Aire de mañana, que conduce Guillermo Panizza.

“Yo hablo de Argentina, tierra de amor y contrastes, parafraseando el título de la novela televisiva”, explicó. Y amplió: ”Ahora se dice que hay dos países. Pero eso pasó siempre. Estaba el que dormía en el catre y el que pensaba qué champán tomar a la noche”.

Ahora se dice que hay dos países. Pero eso pasó siempre

En las páginas del libro que escribió con Horacio Ludigliani, Blanco propone “viajar en el tiempo”. Y se desplaza hacia “la primera década del siglo XX Cambalache, cuando en un año electoral se empezaron a patentar los autos. El 54 por ciento de los habitantes de la Capital eran extranjeros, en una época de vacas gordas”.

“Todo era posible en Buenos Aires”, resumió la escritora. “En 1911 había dos exponentes: los porteños con cama caliente en los conventillos y aquellos que daban grandes fiestas en palacios franceses”.

Los grandes arquitectos italianos construyeron la Avenida de Mayo y las cúpulas

Leyendas de ladrillos y adoquines, declarado de Interés Cultural por la Legislatura, reúne cerca de 40 entrevistas y más de 120 fotografías, y rescata que “los grandes arquitectos italianos y franceses construyeron la Avenida de Mayo y las cúpulas. Venían a Buenos Ares a mejorar su currículum. Se dice que las cúpulas son una forma de retribuir los brazos abiertos que encontraron acá esos artesanos”.

Blanco, finalmente, echó mano a “una frase de un ministro de cultura francés, que sostenía que Buenos Aires es la capital de un imperio que nunca existió”.