CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Nora Perlé y una charla íntima con Ángel tras superar el coronavirus

Por CNN Radio Argentina, Angel de Brito

(CNN Radio Argentina) — Nora Perlé tiene una voz inconfundible. La histórica locutora de radio ama lo que hace, pero se quita el cartel de “referente” del mundo del éter. “Me sorprendo del fenómeno que estoy viviendo”, reconoce en una íntima charla con Ángel de Brito en El Espectador.

Y agrega en CNN Radio: “No me saco la edad y me enorgullezco de la cosa genética familiar del ámbito femenino de la familia. No tengo 100 años, pero tengo todos mis dientes”.

Asimismo, Perlé explica: “Voy a cumplir 20 años haciendo ‘Canciones son amores’ en radio Mitre y le di muchas vueltas de tuerca al programa. Soy consciente de que hay que aggiornarse y por eso me gusta trabajar con gente joven porque te levanta el ánimo y te pone en onda”. 

“Respeto mucho a la gente joven. Hay una tendencia a separarse de las generaciones y hacer un vacío intermedio que me parece un error. Ni los viejos son descartables ni los jóvenes son incapaces”, advierte.

La histórica conductora se enfermó de Covid en plena pandemia, pero logró superarlo y confiesa que “la radio fue un gran remedio” para salir adelante y sentirse más vigente que nunca.

“Tuve épocas en las que no me llamaban para trabajar”, recuerda, y calificó de “muy duros” esos tiempos en los que no estaba al frente de ningún programa. Y cuenta que, en ese entonces, eligió ocupar un espacio en un canal de cable para hacer ‘La casa de Nora’: “Me fue muy bien porque se vendió bastante y me dejó notas muy lindas. Me permitió vivir una experiencia gratificante y nueva” en la pantalla chica.

Igual, para cualquier desprevenido, Perlé aclara: “Mi trabajo esencial siempre es la radio”.

Su perfil en la radio

“Siempre me hice la buena y la linda por radio. Siempre muy educadita”, sostiene, y cuenta que, en la vereda opuesta está “La Negra” Vernaci, a quien “ama profundamente”. “No cualquiera puede hacer lo que ella hace. Una mala palabra bien dicha y un momento oportuno es festejable”, revela.

Y dice: “No tengo opuestos, la Negra podría ser mi opuesta porque soy más formal”.

Por último, no confiesa la clave del éxito, pero sí remarca: “Me opongo a la radio improvisada. Si me siento frente al micrófono tengo que decir algo concreto y saber de qué estoy hablando”.