CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

“Los planes sociales son un invento de los gobiernos para contener la situación”

Por CNN Radio Argentina, Nacho Girón

(CNN Radio Argentina) — Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero, afirmó este sábado en CNN Radio que en la Argentina “nadie quiere vivir de un plan social de $ 8.500”, pero “el fracaso de las políticas” de los distintos gobiernos “termina en un plan social”.

En el programa Digamos todo, Belliboni manifestó que “hay que armar planes de trabajo” y que, en la situación actual de crisis, agravada por el coronavirus, “lo único que vemos en el horizonte son protestas sociales”.

“Se profundiza el ajuste. Lo que me llama la atención es que no haya todavía más protestas. Los últimos datos del Indec son dramáticos”, expuso en diálogo con Nacho Girón, Nuria Am y Nicolás Singer.

El fracaso de las políticas de los gobiernos termina en un plan social

“Hay casi un 50 por ciento de pobres. Y la indigencia significa que mucha gente no puede comer lo elemental todos los días. Y no hablamos de trabajadores desocupados, sino de gente que cobra un salario”, agregó.

Según Belliboni, “los dirigentes sindicales dejaron avanzar a los gobiernos, no solo a este. Tibio es una palabra que ya no le entra al sindicalismo argentino, que es helado frente a las necesidades de la gente. El ajuste empezó en 2018 y fue brutal contra los salarios y por la fuga de capitales. Y los sindicatos no abrían la boca, esperaban a (las elecciones de) 2019. Y tampoco abrieron la boca con Alberto Fernández”.

El dirigente indicó que “lo primero que hizo el gobierno de Fernández fue ajustar a los jubilados. Y el sistema de paritarias está a la baja”. Y diferenció: “Hay sindicatos sin tradición burocrática que consiguen reivindicaciones salariales”.

Rechazamos los planes sociales como concepto

“Las patronales han avanzado mucho”, deslizó. “Tenemos contagios (de COVID) en transportes y fábricas, y nadie ha dado una respuesta. Las centrales obreras no están haciendo nada”, remarcó sobre las condiciones laborales en tiempos de pandemia.

“Puede haber muchas formas de protesta que no signifiquen violar la cuarentena, de manera organizada, con distancia, con barbijos y con cuidados. No tenemos la idea de la anticuarentena. La salud pública no es un tema menor”, sopesó en otro tramo de la entrevista.

“Se pueden buscar formas de protestar, no solo en la calle, aunque a veces no queda más remedio. Hay reclamos populares por los problemas sanitarios”, acotó cuando se le mencionó la protesta de las organizaciones sociales en la avenida 9 de Julio, a la altura del Ministerio de Desarrollo Social, con instalación de carpas, en reclamo de asistencia alimentaria y mejoras en los programas de ayuda.

Las patronales han avanzado mucho

Al ser consultado sobre la dicotomía planes-trabajo, Belliboni subrayó: “Es una pregunta que me hicieron 50 mil veces. Rechazamos los planes sociales como concepto. Pero se los acepta porque hay que vivir y comer. Los planes sociales son un invento de los gobiernos para contener la situación social. El primer punto que les presentamos a los gobiernos es el trabajo genuino. El gran problema es la recesión”.