CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Seis de cada 10 niños aumentaron de peso durante la pandemia

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)— La obesidad en los niños será otra de las secuelas que dejará la pandemia.

La jefa de Pediatría del Sanatorio Modelo de la localidad bonaerense de Caseros, Celeste Celano, habló este martes en CNN Radio y advirtió que seis de cada 10 niños “han tenido un aumento importante” de peso en los últimos seis meses de aislamiento.

Es una secuela que nos está dejando la pandemia. El aislamiento, la falta de actividad física, la falta de rutinas que haga que los chicos estén ocupados… Los chicos tienen más tiempo para el picoteo, para comer, para cocinar y eso lo estamos viendo en los consultorios”, explicó.

Y añadió: «Vienen a consular los chicos y se sabe que seis de 10 han tenido un aumento de peso importante. Eso lo estamos viendo mucho”.

Para Celano, “el tema de la obesidad es muy complejo y ya lo tenemos instalado en el país. Somos el segundo país en América Latina con más altos índices de obesidad infantil”.

La especialista dijo que “con la pandemia ha recrudecido” esta situación y precisó que ahora “vamos a tener que tomar medidas”.

“Los profesionales de la salud venimos tomando medidas de prevención, no tenemos las consultas presenciales pero a veces nos podemos manejar por teleconsultas o por teléfono, agarrarlo a tiempo es lo mas importante para que esto no recrudezca más aun”, indicó.

Adolescencia y obesidad

Sobre los adolescentes, sostuvo que es normal que se queden despiertos hasta la madrugada porque es cuando “se adueñan de la casa” y “sienten esa libertad de no tener a mamá y papá“ al lado.

Y en ese contexto, “el tema del picoteo siempre va a aparecer” porque “cuanto más tiempo despiertos estemos mas no va a pedir el organismo. El tema es la calidad. Quizás pueda encontrar alimentos más naturales, más nobles, como una ensalada de frutas o yogurt casero. El consumo por lo general son galletitas dulces, golosinas y gaseosas, que el cuerpo no los puede metabolizar y lo va transformando en células grasas”, alertó.

Y añadió: “Los padres tienden a ser muy permisivos en estas circunstancias. Ellos mismos tienen la conducta del picoteo. Trabajar con la familia es lo más importante. Siempre hay que tratar que el picoteo sea saludable”.

Finalmente, dijo que la obesidad “es la base de muchas enfermedades cardiovasculares, la diabetes y todo eso lo vamos a ver con el correr del tiempo si no lo corregimos”.