CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Simplemente, el dueño de la pelota

Por CNN Radio Argentina

Por Claudio Aisenberg

(CNN Radio Argentina) — Jugó al fútbol como solo él jugaba al fútbol porque primero siempre jugó a la pelota. 

Diego y la pelota. Maradona y la pelota. Eso, Diego Maradona y la pelota: la postal universal del fútbol.

No está más en el mundo terrenal y nos resistimos a creerlo, aunque durante tanto tiempo se hablara de una muerte anunciada. El Pelusa de Fiorito, el amo omnipresente de su deporte, la leyenda gigantesca, el sensible artesano, el que hizo todo en una cancha, gambeteaba el final. La vida a veces puede ser redonda como la pelota, pero un día la batalla se pierde. Y hoy no, hoy la pelota no sigue rodando.

La discusión sobre quién ha sido el mejor futbolista de la historia da para largo, incluso para tratados o ensayos fascinantes. Pero queda claro que desde la raíz del fútbol y sus vísceras, Diego resultó, sin contraindicaciones, el dueño de la pelota.

Diego fue el mismo en una geografía futbolera raída y recóndita que en los máximos estadios y en las máximas competencias

Maradona danzaba. La pelota era su prolongación, no únicamente el elemento imprescindible para jugar un partido. Podía eludir y desparramar rivales como si fueran conos de entrenamiento en el potrero de la esquina o en el Azteca de México con el poético segundo gol a Inglaterra.

Diego fue el mismo en una geografía futbolera raída y recóndita que en los máximos estadios y en las máximas competencias. Era el campeón del fútbol porque era el campeón de la pelota.

Y es por la pelota, que «no se mancha» como le gustaba repetir, que Maradona construyó el mito. El jugador eximio. El Diez. El personaje abordado por gente de a pie y por filósofos. El hombre de la fama infinita. El símbolo. El adjetivo.

Era el campeón del fútbol porque era el campeón de la pelota

Los que lo vimos jugar hemos sido privilegiados. Pudimos disfrutar a quien fue un Mozart, un Da Vinci o un Shakespeare en lo suyo.

A Diego.

A Maradona.

A Diego Maradona y la pelota.