CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Cierre de las exportaciones de maíz: “Parece que el Gobierno quiere pelear”

Por CNN Radio Argentina, Martín Melo

(CNN Radio Argentina) — Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), aseveró este domingo en CNN Radio que “el ánimo del productor es de bronca y se piden medidas inmediatas de protesta”, a raíz de la decisión del Gobierno nacional de cerrar las exportaciones de maíz, que sorprendió al sector agropecuario a fin de año.

“Estoy seguro de que esto no va a pasar inadvertido. Es un atropello”, acotó el dirigente de una de las entidades que integran la Mesa de Enlace junto con la Sociedad Rural Argentina (SRA), Coninagro (Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada) y la Federación Agraria Argentina (FAA).

Se piden medidas inmediatas de protesta

“La medida del Gobierno es inconsulta. El productor lamenta que ocurra justo en este momento, cuando el país necesita que avancemos. Hacen lo posible por trabar la producción”, comentó en el programa CNN Campo.

En diálogo con Martín Melo y Joaquín Pinasco, Chemes se refirió a la posibilidad de que se produzca un cese de comercialización de granos y hacienda con control de cargas: “Se está hablando de eso, lo escucho de las bases”.

El directivo rural estimó que se está yendo “en camino a la protesta”, aunque deslizó que “no hay fecha” de inicio ni plazos de extensión. “Esto surge de las sociedades rurales”, resaltó.

“No sé quién puede ser el ideólogo de esta medida del Gobierno. Estoy convencido de que hay un concepto equivocado de un sector de funcionarios. A veces tengo la sensación de que el Gobierno busca un escenario de conflicto y algo que nos moleste. Parece que quieren pelear”.

“¿A qué estamos jugando? El campo, durante muchos años, no ha logrado generar un lobby fuerte. Hay que empezar a pensar en estrategias diferentes. Generamos el 60 o 70 por ciento de los recursos del país”, señaló Chemes.

¿Podría haber un aumento en las retenciones? “Todo puede ser. Este gobierno dice una cosa y hace otra. Creer que así preservamos los precios en forma interna es mirar otra película”, expuso.

“Tengo entendido que en los próximos días toda la cadena industrial sacará un comunicado de repudio”, remarcó.

Se está volviendo a viejas recetas que no funcionaron

Mientras tanto, los productores se mantienen en estado de alerta y ya han previsto concretar movilizaciones, como la del 6 de enero en la localidad cordobesa de Bell Ville y las que se están organizando en Armstrong y Pergamino, entre otras.

Germán Suárez, productor autoconvocado de Bell Ville, se manifestó en CNN Radio “sorprendido” por el accionar del Gobierno y expresó que se está volviendo a las “viejas recetas que no funcionaron con la intervención de mercados. No sabemos qué van a hacer: seguramente aumentarán las retenciones. Tenemos que debatir. No queremos tomar medidas que creen problemas a la población en la pandemia, pero por ahí tiramos la idea de llamar a un paro de comercialización”.

Román Gutiérrez, productor autoconvocado de Pergamino, en la provincia de Buenos Aires, afirmó sentirse “decepcionado”, aunque concedió: “Lo veíamos venir”. Enseguida dijo que “necesitamos acciones y formas concretas de reclamo para llamar la atención del Gobierno y que se empiecen a tomar medidas viables. Tenemos que pedir un paro de comercialización con control de carga. Y que lo acaten todas las provincias. Es una manera de ponernos firmes”.

“Hay que tomar la determinación de que no salgan cereales. Se podría volver a 2008”, agregó en alusión al conflicto de aquel año entre el campo y el gobierno de Cristina Kirchner por la aplicación de retenciones móviles. “Esa vez ganamos un enemigo y ahora lo tenemos de vuelta. Diálogo no hay. Entonces debemos presionar”, reforzó.

O hacemos fuerza todos juntos o nos pasan por arriba

Suárez, por su parte, indicó que espera “que todos los productores estén de acuerdo en no vender. En el último paro nos boicotearon las cooperativas. Hay que presionar porque ellos dependen de nosotros”.

“No me gustaría estar en el lugar de las entidades. Hay productores que directamente descartan a la Mesa de Enlace. O hacemos fuerza todos juntos o nos pasan por arriba”, expresó Gutiérrez.

Según Suárez, “el rol de las entidades es complicado. El Gobierno no les hace caso y los productores no les creemos. Pero son el canal de diálogo”.

Para Gutiérrez, “después de 2008 se bajaron los brazos porque se había logrado un triunfo. Tendríamos que haber seguido”. Suárez coincidió: “Perdimos presencia en estos años. Tendríamos que haber seguido haciendo gremialismo. No pedimos ayuda, sino que no nos pateen la cabeza”.

El cierre de exportaciones de maíz, según estimación de las bolsas de comercio y de cereales, provocará una pérdida de unos 800 millones de dólares.