CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Coronavirus: Noruega cierra actividades por el avance de la cepa británica

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina) — La bióloga española Pilar Ayuda-Durán manifestó este miércoles en CNN Radio que Noruega “va a evaluar cómo se expande la cepa británica del coronavirus para intentar controlar el brote”, en un contexto de restricciones en la capital Oslo y sus alrededores.

Este sábado, el gobierno del país escandinavo anunció un confinamiento casi total para Oslo, con la suspensión de actividades no esenciales. Las medidas restrictivas “seguirán hasta que el avance de la cepa británica esté controlado, mientras se intenta que la gente trabaje desde su casa”, señaló la experta, residente en Noruega, en el programa Café con Pepe.

Ayuda-Durán, quien se desempeña en el área de biología molecular del cáncer en el Hospital Universitario de Oslo, puntualizó que en Noruega “hay casi 80.000 personas vacunadas con la primera dosis”. Y con respecto a la muerte de 23 ancianos en geriátricos luego de aplicarse la vacuna de Pfizer, “se está investigando” si los decesos tiene que ver con la inmunización contra el covid o se debieron a patologías vinculadas con su avanzada edad, expuso.

El Instituto de Salud Pública de Noruega advirtió que las vacunas pueden ser riesgosas para los mayores de 80 años y pacientes con enfermedades terminales. “Fiebre y náuseas podrían haber provocado la muerte de algunos pacientes débiles. Para aquellos con la fragilidad más severa, incluso los efectos secundarios relativamente leves de la vacuna pueden tener graves consecuencias», dijo Sigurd Hortemo, médico jefe de la Agencia Noruega de Medicamentos.

A su vez, el director médico de ese organismo, Steinar Madsen, aseguró: «No estamos alarmados por esto. Está bastante claro que estas vacunas tienen muy poco riesgo, con una pequeña excepción en el caso de los pacientes más débiles”.

Por otra parte, Ayuda-Durán explicó que “no están faltando tratamientos para otras enfermedades” y que “hay capacidad de testeos, que son gratuitos”.

En diálogo con Pepe Gil Vidal, la investigadora comentó que actualmente “se dictan clases con precauciones. A los alumnos los ponen en grupos pequeños, tratando de que esos grupos no se mezclen”.