CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Meijide, sobre la situación en Formosa: “Construyen el poder y después se adueñan”

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina) — La presidenta del Club Político Argentino, Graciela Fernández Meijide, afirmó este jueves en CNN Radio que el gobernador de Formosa Gildo Insfrán “construyó y después se adueñó del poder” y dijo que los ciudadanos están “presos” en esa provincia.

“Nos pareció que había llegado un punto en que era preciso sumar nuestra voz a la de los medios. Desde la sociedad, empezando por el gobierno nacional, y otros organismos que dicen defender los derechos humanos, no hablan de la violación a los derechos de la libertad”, cuestionó Meijide en La Mañana de CNN.

Además, consideró que las autoridades de la provincia de Formosa, donde la oposición denuncia violaciones a los derechos humanos en medio de la pandemia, “están formateados autoritariamente. En esa provincia es casi como un botón de muestra para la república”.

Asimismo, sobre la visita del secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, opinó: “Es una persona que siendo diputado fue a trompear al entonces presidente de la Cámara de Diputados (Emilio Monzó)”.

“Imaginemos que Pietragalla tuvo una gran conversión. ¿Qué va a hacer ante este caso?”, se preguntó.

En otro orden, Meijide dijo que “el gobernador tiene un 70% del empleo público. Los tiene presos por la necesidad”.

“Es peronismo ciento por ciento. Es una concepción del poder. Es auténtico”, acotó, aunque aclaró que  “el peronismo no necesariamente es eso. Hay sectores del peronismo que repudian esa actitud”.

Por su parte, el gobierno formoseño se pronunció a través del ministro de Gobierno, Justicia, Trabajo y Seguridad, Jorge González, quien dijo que el objetivo de las autoridades provinciales frente a la pandemia es el de “cuidar a la gente” y negó que existan violaciones a los derechos humanos en los centros de aislamiento, atribuyendo las denuncias al “año electoral”.