CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Según una especialista, “la falta de clases presenciales agravó la desigualdad”

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina) — Guillermina Tiramonti, investigadora en FLACSO y referente de Argentinos por la Educación, aseguró este lunes en CNN Radio que “la ausencia y la falta de clases presenciales agravó la desigualdad” en el país.

En este sentido, la especialista en temas educativos recordó que “hay algunos chicos que tuvieron el apoyo de las familias para poder seguir su escolarización y otros que no” en el marco de una año complejo por la pandemia.

Asimismo, en diálogo con el programa La Mañana de CNN, Tiramonti sostuvo que “también hay impactos emocionales en los niños y todavía no sabemos hasta qué punto van a tener problemas con lo que sucedió” durante el 2020.

“La no presencialidad tiene un impacto negativo y un costo alto”, acotó, en tanto que afirmó que “los chicos tienen que recuperar lo que se pueda recuperar de lo perdido e ir a la escuela cuanto antes”.

En un análisis más global, la experta en educación consideró que “toda la sociedad y la vida de los hogares se organiza alrededor de los horarios de los chicos y la escuela. Cuando no lo hacen, hay un desorden generalizado”.

El informe de Argentinos por la Educación

Según el informe de Argentinos por la Educación, con la autoría de Tiramonti junto con Víctor Volman y Federico Braga, describe los posibles impactos en el aprendizaje de los chicos a raíz de las dificultades que presentó un año atípico en el escenario educativo.

En uno de los tramos más importantes del relevamiento, se remarca que “el cierre de escuelas profundiza la desigualdad existente a medida que los niños de entornos más desfavorecidos experimentan mayores pérdidas de aprendizaje”.

Y pone a los Estados Unidos como ejemplo, donde “luego del cierre de escuelas (entre marzo y mayo), los estudiantes en hogares de bajos ingresos perdieron 36% en el aprendizaje de matemáticas, mientras que los de altos ingresos mejoraron en el aprendizaje en 45,5%”.

Entonces, los autores del informe explican que “la pandemia del covid-19 aumentó las brechas de rendimiento académico dentro de las escuelas. Cada vez, la situación socioeconómica de los estudiantes se vuelve más predictora del rendimiento escolar”.