CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

La “vuelta a la organización escolar”, los temores y el vínculo entre los chicos

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina) — La psicoanalista Liliana Donzis señaló este miércoles en CNN Radio que “para padres y niños, la vuelta a la organización escolar es importante, pero no de cualquier modo”.

En el día de regreso a las aulas en la Ciudad de Buenos Aires, la especialista remarcó en el programa Café con Pepe que en las escuelas “hay que tener cubiertas las necesidades esenciales para que los protocolos sanitarios se lleven adelante”.

Así se refuerzan, sostuvo, “el trato con el compañero y el aprendizaje”, a la vez que hizo la salvedad de que durante 2020 “no todos los chicos tuvieron acceso a los dispositivos de teléfonos y computadoras” para la educación a distancia.

“Estructuralmente es bueno para los alumnos estar con otros chicos. Tiene que ocurrir en condiciones de seguridad y de menor riesgo”, afirmó la presidenta de la Escuela Freudiana de Buenos Aires.

Es necesario que las medidas sean del orden de la experiencia

Autora de varios libros sobre psicoanálisis con niños y adolescentes, Donzis manifestó que “estamos esperando que haya más vacunación, que los chicos aprendan a convivir con instancias físicas y disfruten de lo que puedan disfrutar”.

Es necesario, resaltó la experta en diálogo con Pepe Gil Vidal, que “las medidas sean del orden de la experiencia”, vale decir, que resulten susceptibles a modificaciones de ser preciso.

Hay que tener cubiertas las necesidades esenciales para que los protocolos se lleven adelante

“Los chicos tienen temores, que se trasladan de padres a hijos y de hijos a padres. Temores a la enfermedad, a la muerte, al riesgo”, observó.

“Será necesario que en las escuelas funcionen gabinetes psicológico y psicopedagógico”, advirtió, a la vez que recalcó que “los chicos de primaria de hasta 10 años van a afrontar sin dificultad el hecho de no tener contacto físico e incluso jugarán a no tocarse. En el caso de los de jardín de infantes será más difícil, porque van a querer jugar, correr, tocarse y adaptarse a los barbijos. Tocarse es jugar”, analizó.

En 2020, indicó, “los chicos tuvieron que cambiar su sistema de vida. De la noche a la mañana debieron permanecer en sus departamentos, a veces asustados. Ellos se acomodaron a la virtualidad, pero los efectos van a comenzar a verse este año”, destacó.