CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Kicillof y un menú de temas: agresión al Presidente, vacunación, Sarlo y las PASO

Por CNN Radio Argentina, Guillermo Panizza

(CNN Radio Argentina) — Axel Kicillof pasó este domingo por el dial de CNN Radio y abordó temas espinosos de la actualidad en la Argentina: campaña de vacunación, cuestionamientos a la Sputnik V, ataque a pedradas al vehículo del Presidente en Lago Puelo, contrapunto con Beatriz Sarlo e interrogantes sobre las PASO.

En el programa CNN Aire de mañana, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires afirmó que la agresión a Alberto Fernández en Chubut merece el “repudio absoluto” a una manera de manifestarse “como expresión en una situación complicada”.

“Nada justifica la violencia. La reacción a la agresión fue contundente. Eso no va en la Argentina”, estimó.

Compartí muchos viajes en camioneta con Alberto y era al revés: la gente saludaba todo el tiempo. No escuché siquiera algo parecido a un insulto

“Compartí muchos viajes en camioneta con Alberto y era al revés: la gente saludaba todo el tiempo. No escuché siquiera algo parecido a un insulto”, agregó. “Esto me llama la atención. Pero no voy a aventurar una hipótesis, echarle la culpa a alguien o pensar en algo más organizado sobre un hecho tan grave hasta que los que están investigando den una respuesta seria. Yo no la tengo”, reforzó. “En la Provincia de Buenos Aires nunca ocurrió nada ni remotamente parecido”, aseveró.

Con respecto a los coletazos de la polémica con la ensayista Beatriz Sarlo, quien contó que le ofrecieron vacunarse “por debajo de la mesa” (luego se arrepintió de haber utilizado esa expresión) e involucró a su esposa Soledad Quereilhac, Kicillof resaltó: “Yo dije que lo que sucedió con Sarlo fue una campaña sucia con la denuncia judicial infundada de un diputado del PRO contra mi mujer. Es un método de hacer política de la oposición, en coordinación con medios de comunicación, sobre todo diarios porteños de mucha circulación. Lo relaciono con la causa de dólar futuro, cuando en 2015 (Mario) Negri y (Federico) Pinedo nos denunciaron. La causa continúa y nada dice que haya habido delito. Usar a la Justicia y a los medios para ensuciar y embarrar a otro es un método del macrismo”.

Mientras estábamos con la vacunación comenzó la campaña sucia como un método de hacer política

Y amplió: “Sarlo mintió a sabiendas. Después aparecieron los mails por los cuales nadie le ofreció nada. Se le pidió si quería participar de una campaña de concientización. Dijo que no. Y en la tele fue con otra cantinela. De eso tiene que hacerse cargo y no lo está haciendo. (Elisa) Carrió hizo una denuncia por envenenamiento. Ahora todo el mundo quiere vacunarse. Haber hecho una campaña contra la vacunación es muy grosero. Sarlo hablaba como si fuera una heroína”.

“En ese momento, el efecto (sobre la vacuna rusa Sputnik V) era grande. Por eso nos vacunamos el Presidente y yo. La oposicion impulsaba una campaña de agresividad y odio para arruinar lo que estaba haciendo el Gobierno y para eso fue capaz de recomendarle a la gente que no se vacunara. Varios opositores de la Provincia de Buenos Aires se vacunaron en ese momento. Queríamos demostrar que la vacuna no hace daño y lo mejor era poner el hombro y vacunarse, que es lo que hice”, relató en diálogo con Sebastián Iñurrieta.

“La propuesta no era un beneficio individual para esa persona sino de cara a la sociedad. Cuando Moria (Casán) dijo que se iba a vacunar, sirvió. Hay gente que la sigue más a ella que a muchos infectólogos”, deslizó.

“El artículo de The Lancet (que confirmó la efectividad de la vacuna rusa) fue la última excusa y no cambió nada. Si la ANMAT autoriza algo es porque está seguro. En la campaña antivacuna decían que había que esperar que apareciera un artículo en una revista extranjera”, manifestó el gobernador.

“Recibimos denuncias de distinta índole. Ahora estamos vacunando a menores de 60 años con comorbilidades que los hacen población de riesgo. Tienen que presentar certificado y declaración jurada. No hay un escribano público en cada centro de inmunización. Y algunos mintieron. Son pocos casos contra casi un millón de vacunados. Lo que hacemos en estos casos es lanzar una investigación que determine de qué se trata. En la Ciudad de Buenos Aires se conoció que en River vacunaron a psicólogos y psicólogas. Era la indicación del Ministerio de Salud. Puede haber gente que declare ser personal de salud y no lo sea. Son mentiras con complicidades de alguien del hospital municipal o provincial”, enfatizó.

Kicillof señaló que “estoy satisfecho de vacunar a una velocidad alta. Estamos llegando a casi 60.000 por día. En la Ciudad vimos amontonamientos en el Luna Park. Nosotros tenemos 500 Luna Park y no hubo aglomeraciones, porque venimos preparando la campaña hace mucho, desde julio”.

Es la campaña de vacunación más grande de la historia, con casi 4 millones de inscriptos

“En este tiempo vacunamos a casi un millón de personas, algo que no se hizo nunca. Y están saliendo 150.000 turnos más. Es la campaña de vacunación más grande de la historia, con más de 4 millones de inscriptos. Estamos esperando las vacunas”, consideró.

“La cepa de Manaos es muy peligrosa y mucho más contagiosa. Y lo estamos viendo con lo que pasa en Brasil y Paraguay. Hay que evitar eso llegue acá. En la Provincia detectamos la variante de Manaos en pocos casos, pero sin empezar con circulación comunitaria. Es como una carrera contra el tiempo y el virus”, deslizó en otro tramo de la extensa entrevista.

Finalmente, el funcionario bonaerense indicó sobre la posible postergación de las PASO que “en la Provincia tenemos una ley acerca de las primarias. Tendría que haber consenso en la Legislatura con la oposición para modificar, más allá de lo que haga Nación. Dije y ratifico que todo dependerá de la situación sanitaria. Si está muy comprometida o con una segunda ola y restricciones más fuertes, suena incompatible con la campaña electoral”.