CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

¿Cómo funciona el casco de oxígeno que busca evitar el uso de terapia intensiva?

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina) — Marcos Ledesma, presidente de Ecleris, brindó detalles en CNN Radio sobre el casco de oxígeno que se empieza a aplicar para evitar que pacientes graves con Covid-19 necesiten respirador: “El Hospital Fernández es el que más experiencia tiene. Ya trataron a 200 pacientes con esta tecnología y el 75% no llegó a terapia intensiva. Por su condición, hubieran ido a intubación”.

A la hora de describir su funcionamiento, el presidente de Ecleris dijo: “Los pacientes más graves que empiezan con neumonía normalmente necesitan oxígeno. Para suministrarles podemos ir desde la simple bigotera que se conecta a la nariz, hasta intubarlo en una terapia intensiva. Todas estas son formas de dilatar lo pulmones cuando empiezan a colapsar por la enfermedad”.

“Evidentemente la bigotera o mascarilla muchas veces no funcionan y un porcentaje de los pacientes terminan en intubación”, señaló en CNN Economía.

“Nosotros desarrollamos una especie de escafandra que le permite al paciente recibir oxígeno a mucha presión. Inflamos sus pulmones”, explicó Ledesma, quien agregó: “Estamos en una instancia donde muchos pacientes que están con bigotera y no les resulta, se salvan de ir a terapia intensiva con el uso de estos cascos”.

“9 mil pacientes tratados”

Por otra parte, el empresario relató que este producto es nuevo en el país: “En junio del año pasado recibimos la aprobación de la ANMAT. Hasta el año pasado no era una técnica conocida en Argentina. De hecho, no figuraba en los protocolos”.

En cuanto al rendimiento del casco, Ledesma dijo: “Los resultados fueron realmente espectaculares. Si consideramos que tres de cada cuatro pacientes se salven de ir a terapia intensiva con su uso, es un logro muy importante”.

Por último, detalló que “en estos momentos hay 2.500 cascos instalados, que han tratado unos 9 mil pacientes”.