CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

“A la Corte Suprema hay que verla como un órgano político y de cogobierno”

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina) — Juan Carlos Frontera, abogado y profesor en Ciencias Jurídicas, aseveró este martes en CNN Radio que a la Corte Suprema de Justicia “hay que verla como un órgano político y de cogobierno”.

El doctor en Historia y docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA) consideró que “es esperable la posición de los habitantes porteños para encontrar una resolución de un conflicto que los afecta en la vida cotidiana”.

En este contexto, el máximo tribunal falló este mediodía a favor del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en la demanda contra el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 241/2021 que, como una de las medidas sanitarias para mitigar la expansión de la segunda ola de coronavirus, determinó la suspensión de las clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

En su resolución, el máximo tribunal concluyó que “se violó la autonomía” de la Ciudad en el artículo 2 del DNU 241/2021, cuya vigencia terminó el viernes último, pero cuyo objeto fue prorrogado con otra norma, el DNU 287/2021, que dispuso que en las zonas bajo «alerta epidemiológica y sanitaria» por la pandemia de coronavirus, las clases serán dictadas «exclusivamente a distancia» en todos los niveles educativos.

Los fallos de la Corte no tienen letra chica

En el programa Café con Pepe, Frontera señaló que “es fundamental el respeto a la ley. La situación de emergencia no significa la restricción de los derechos individuales”.

“Frente a las crisis sanitarias, hay avances de los poderes ejecutivos sobre las libertades”, sopesó en diálogo con Pepe Gil Vidal.

“Lo oportuno es dictar sentencias en el momento necesario”, agregó. Y sostuvo que los fallos de la Corte “no tienen letra chica. Estos casos establecen una doctrina de jurisprudencia”.

“La política no tiene que judicializarse”, cerró.