CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Waldo Wolff y el voto argentino sobre Israel en la ONU: “El Gobierno miente”

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina) — Waldo Wolff, diputado nacional de Juntos por el Cambio, expresó este martes en CNN Radio que la Argentina adoptó una postura “contra los derechos humanos” al votar en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a favor de investigar presuntos crímenes de guerra en la Franja de Gaza a través de la creación de una comisión.

En el programa Café con Pepe, el legislador opositor manifestó que el Gobierno decidió “abrazarse con Cuba, mandar un embajador a Siria y ponerse en contra de Israel”.

“Esta no era la posición de Néstor Kirchner, quien denunció a Hezbollah“ y, recordó Wolff, dio un discurso con el que se sintió identificado “como argentino y judío”.

Esta no era la posición de Néstor Kirchner

“El Gobierno argentino puede tomar la posición que quiera, pero no me gusta que me tomen por tonto. Sé que el Gobierno miente”, enfatizó en diálogo con Pepe Gil Vidal y Jorgelina Vidal. “Es mentira que se aferren a la posición de (Michelle) Bachelet”, añadió.

“Las posiciones geopolíticas de un país lo condicionan”, expuso, a la vez que resaltó que la postura argentina sobre el conflicto en Medio Oriente entre Israel y Hamas “es espasmódica y esquizofrénica“.

“No puede ir el Presidente a reunirse con el primer ministro de Israel para pedir ayuda” y después votar de la manera en que votó, cuando en el país “explotaron dos bombas por las cuales la Justicia acusa a Hezbollah, socio de Hamas”, subrayó, haciendo alusión a los atentados contra la Embajada de Israel y la AMIA.

La Argentina no condena a Hamas como grupo terrorista

“Ahora la Argentina no condena a Hamas como grupo terrorista. Es un país no confiable. Hay una gran ensalada muy mal hecha, con los resultados que hemos obtenido”, sopeso.

Finalmente, Wolff contó que “a la mañana llevé a mis hijos a un colegio judío, donde hay decenas de pilotes antibombas. Mi contradicción es que los cuidan las fuerzas federales que dependen del Poder Ejecutivo, y el Poder Ejecutivo dice que los grupos que pusieron bombas no son terroristas”.