CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Guillermo Francella: “El sueño de mi vida siempre fue vivir de esto que amo”

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina) — “El sueño de mi vida siempre fue vivir de esto que amo”, comenzó señalando Guillermo Francella en una entrevista exclusiva junto a Dante Gebel este domingo en CNN Radio.

Vivir de la vocación es lo más complicado, siempre supe lo que quería, desde la etapa escolar sabía cuál era mi vocación, y aunque todo el mundo me aconsejaba que era muy difícil que esto se convirtiera en profesión, algo me hacía saber que debía intentarlo”, contó el exitoso actor de múltiples películas argentinas, como la saga de Los Bañeros, Animal y Corazón de León, entre otras.

“Mis primeras apariciones me generaban una adrenalina maravillosa, pero nunca pensé que se iba a convertir en una carrera que me duró toda la vida”, cuenta Francella, quien está por cumplir 40 años en la profesión. “Vivir de esta carrera fue lo más gratificante”, dijo el actor quien además aseguró “es una profesión divina pero está plagada de paréntesis, de mucho riesgo”.

Francella contó que él mismo manejó su carrera todos estos años, y nunca tuvo la necesidad de incorporar un representante que regule sus contratos: “Hay un mote de creer que es un mal necesario, pero creo que tiene que ver con cierta intimidación que el actor tiene frente al empresario, ya que es de una gran incomodidad pelear tu salario frente a un pez gordo, un tipo importante de la industria, entonces se utiliza un intermedio para pedir un sueldo que se anhela. A mí eso nunca me pasó porque descubrí que cuando los empresarios estaban frente a mí ellos también se intimidaban, y así fui perdiendo el miedo logrando mis objetivos sin tener que pagar ese porcentaje al intermediario”.

El éxito del actor de Poné a Francella comenzó de la mano de una serie de comedias que lo catapultaron como uno de los artistas más graciosos del ambiente. Sin embargo, logró consagrarse en otros géneros que lo lanzaron a otro nivel, luego de realizar Rudo y Cursi y El secreto de sus ojos. “Me pasó algo importante en cuanto lo económico. Rudo y Cursi fue movilizante para mí porque me llamaron para hacer un casting para la audición de la película en México; yo no estaba acostumbrado porque ya era un actor conocido en Argentina. Sin embargo fui a la audición y me encantó porque me volví a poner nervioso como en mi época de adolescente. Luego de muchas idas y vueltas me confirmaron el papel, y fue tan fuerte para mí filmar en otro país que recuerdo que el caché no lo pelee tanto como con mis contratos en Argentina. Fue un pequeño trampolín, porque los directores públicamente hablaron mucho de mí y a partir de ahí empecé a tener llamados de otros directores que no me solían convocar”.

“Con El Secreto de sus ojos el escollo era que no mi papel no era el protagónico, hablé con el productor, le pregunté cuánto había y se la hice más que sencilla. Yo tenía muchas ganas de filmar con Campanella, y a partir de ahí generamos un vínculo fantástico, luego de eso hicimos El hombre de tu vida, un ciclo muy exitoso de 24 capítulos, incluso estamos por hacer otro proyecto juntos a la brevedad. Con él tengo un vínculo familiar”, cuenta Francella sobre su convocatoria a la película que luego logró alzarse con un Premio Oscar.

Cuando nos nombraron subimos al escenario y fue maravilloso, imborrable. Me dijeron que en Argentina se gritó como un gol del mundial. Los premios me gratifican mucho, ser reconocido, que alguien me elija por un trabajo me da mucha felicidad, me da mucho placer”, sostuvo.

El actor señaló que su paso de la comida al drama tuvo que ver con un crecimiento desde lo profesional y lo personal: “Tengo una búsqueda desde lo interpretativo, que las películas me hagan sentir pleno. La comedia fue una anécdota, fue una casualidad, no me preparé para eso pero a partir de ahí toda convocatoria se relacionaba con la comedia, es el género que más amo, que más respeto, siento que es el más difícil. Pero tenía ganas de que otros directores que yo respetaba me convocaran, tenía ganas de explorar otra cosa como actor, había una madurez actoral y del paso del tiempo de transitar otro género”, señaló.

“Cuando tengo una gran comedia en la mano lo vuelvo a hacer, pero no volvería a hacer algo como Los bañeros porque con el tiempo prefiero otro tipo de comedia con mayor profundidad”, sostuvo.

Yo soy muy minucioso, soy de estar detrás de los guiones, vivo de mi vocación pero no me gusta hacerlo de taquito… me gusta trabajar, siempre fui con mucha felicidad a trabajar porque hago lo que quiero y quise siempre”, añadió.

Francella acaba de terminar el rodaje de Granizo, una película de Netflix que se estrena a fin de este año: “Me gustó muchísimo hacerla, habla de un meteorólogo al que aman porque acierta todo desde hace años, pero un día tuvo un pronóstico desafortunado y cae un granizo que arruina casas, autos y vidas… y el hombre pasa de príncipe a mendigo de un plumazo. Es un toque de comedia muy bien contada. Habla mucho de este nueva cultura de la cancelación hacia la persona y el linchamiento público por algo desafortunado”.

Asimismo, Francella contó que en breve comienza a grabar una serie para Disney: “Comenzamos el 14 de julio a rodar sobre el encargado de un edificio que es muy manipulador, maneja vida y obra de todos los propietarios; es una serie muy interesante”.

El actor señaló que no puede precisar si finalmente realizarán Casados con hijos en teatro, luego que se suspendiera por la pandemia en diversas oportunidades.

Francella destacó a su familia de origen y a la que logró formar junto a su esposa como dos estandartes de su vida en el exitoso ciclo de su carrera: “La contención familiar fue un elemento muy sólido para mí, tuve una mamá, un papá y un hermano muy unidos, muy cercanos. Mi papá era un laburante y tenía más de un trabajo para llegar a fin de mes pero nunca existió la palabra ‘hambre’. Esa unión fue muy significativa. Ese hilo conductor familiar trazó y marcó mi rumbo”.

“Celebro mucho la familia que luego formé con códigos similares a la que mamé”, sostuvo el actor que finalmente señaló que en su carrera “disfruté mucho” y remarcó que en la vida “el objetivo es pasarla bien “.