CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Cruces por el proyecto de construcción de torres en Costanera Sur

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina) -- La modificación al convenio urbanístico firmada entre el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la empresa IRSA prevé el relleno de los terrenos y la construcción de edificios de hasta 45 pisos de unos 145 metros de altura, en un predio de la Costanera Sur, donde iba a funcionar la Ciudad Deportiva de Boca.

Según consignó la agencia Télam, se trata del proyecto denominado "Costa Urbana", que algunos denominan como el “Puerto Madero 2”. Afectará a un predio 71,61 hectáreas que pertenece a la empresa de bienes raíces e inmobiliaria IRSA, ubicado al lado de la Reserva Ecológica y del barrio Rodrigo Bueno.

La Legislatura aprobó esta semana en primera lectura el convenio; luego quedará una audiencia pública y la segunda lectura.

En CNN Radio, María Eva Koutsovitis, coordinadora de la Cátedra de Ingeniería Comunitaria de la UBA, se opuso este miércoles al proyecto: “Es un contrasentido ambiental, social y urbano. Es un emprendimiento inmobiliario que se va a ubicar al lado de la Reserva Ecológica” 

“Tiene casi 72 manzanas y es uno de los pocos humedales que le queda a la Ciudad de Buenos Aires”, advirtió, y sostuvo que “de avanzar, no solo vamos a destruir el humedal, sino que vamos a generar un conjunto de impactos ambientales irreversibles”.

Además, Koutsovitis se preguntó en el programa El tema del día: “Cómo vamos a modificar la biodiversidad a partir de los impactos sonoros. Este proyecto viene a consolidar una nueva fractura urbana. Hemos transformado a la Costanera en una serie de emprendimientos inmobiliarios y una Ciudad que queda de espaldas al río”.

“Este predio tiene que ser preservado en el marco de la agenda climática y por los impactos que podría provocar”, añadió.

Por su parte, Martín Ocampo, legislador y vicepresidente de la UCR de la Ciudad de Buenos Aires, expresó: “Hace muchos años que ese predio se lo cedió la Nación a Boca y en 1992 el club se lo vendió a un privado. Esa zona está sin aprovechamiento y requería por parte de las autoridades públicas una mirada”.

“Han pasado varias propuestas y ahora, con los 37 votos a favor, abrimos la posibilidad de que los vecinos participen de la toma de decisiones en torno a esta problemática”, comentó sobre la audiencia pública que habrá para debatir sobre este proyecto.

Ocampo destacó que “la Ciudad adquiere un espacio público que no tenía. Desde ese punto de vista es una mejora”.

“Estoy esperando poder escuchar las posiciones de nuestros vecinos y no tengo una posición tomada”, aclaró sobre cómo será su voto en la próxima instancia legislativa, aunque en la primera lectura le dio luz verde a la iniciativa.