CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Molino Cañuelas en concurso de acreedores: ¿cuál es el futuro de la compañía líder?

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina) -- Diego Cifarelli, presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), dijo este viernes en CNN Radio que en el sector “hay una relativa tranquilidad a pesar de la preocupación” que generó la situación de la empresa de capitales nacionales Molino Cañuelas, que entró en concurso preventivo de acreedores.

“No es un país sencillo para los empresarios que creen y quieren seguir invirtiendo. Esperemos que el mercado así lo entienda y se pueda superar esto. Las empresas del sector en general tienen una deuda de casi cero”, aclaró Cifarelli en el programa Café con Pepe con Pepe Gil Vidal.

La compañía Molinos Cañuelas presentó un concurso preventivo de acreedores por el impacto de la devaluación de los últimos años y los efectos de la pandemia. Su dueda alcanza los 1400 millones de dólares, en su mayoría a bancos locales, según informó el especialista de esta emisora, Martín Melo

“Vengo teniendo bastante interacción con las autoridades de la empresa y este problema que se encierra en el ámbito financiero arrancó hace unos tres años. La empresa iba a hacer una oferta pública para sumar accionistas, pero no logró hacerlo y empezó  a operar con su capital”, informó Cifarelli.

Y acotó: “Hasta el día de hoy fue reperfilando su deuda con algunos bancos y todo venía con normalidad, pero en una de las entidades financieras decidieron cobrar su deuda y la compañía en busca de cuidar su capital de trabajo diario presentó este concurso”.

“Nos aseguran de la empresa que la operatoria de ellos va a continuar normal”, sostuvo, en tanto que opinó: “Hablé con gente del mercado y es claro que acá no se le debe a nadie. Es una deuda financiera y por eso lo veo 180 grados distinto al caso Vicentín. No hay productores golpeando la puerta de la empresa para que paguen lo deben”.

“Va a generar algún resquemor, pero si la empresa reacciona como tiene que reaccionar no va a haber problemas. No veo ninguna complejidad más allá de la situación. Los trabajadores están todos al día y cobrando puntualmente”, concluyó.