CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

De un difícil momento a la fiesta de casamiento: el emotivo recuerdo de la actriz Natalia Lobo

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina) – La actriz argentina Natalia Lobo se casó con el empresario Ariel Polaco y expresó este miércoles en CNN Radio “su alegría” por haber estado “rodeada de amor y magia” durante la ceremonia celebrada el último sábado en el "Booting Club", ubicado en el partido de Béccar

En diálogo con Pía Shaw en El Espectador, agregó: “Todavía sigo mareada de tanto amor y alegría. Siento que fue una fiesta para toda mi gente querida y la gente de Ariel. Hubo entrega absoluta”.

En una boda especial, con personalidades conocidas del ambiente como Miguel Ángel Rodríguez, Mariana Arias y el representante de artistas, Tomy Pashkus, la actriz dijo cómo surgió la idea de ingresar a la ceremonia sobre la proa de un barco de madera. “Mi idea era que yo entre de un lugar y el de otro. Todo tenía un sentido y lo fuimos creando así”, explicó.

“El vestido que generamos con el diseñador Benito Fernández fue increíble y lo fuimos haciendo de a poco y alegría”, acotó, sobre su look durante la fiesta. 

¿Cómo nació la idea de casarse? “Antes de que empiece la pandemia, fui al médico y tuve una situación difícil. En noviembre del 2019 me sacaron 25 centímetros de intestino. Fue algo límite. Me conectó con la vida. Sentí que la muerte estaba cerca y él (por Ariel) me acompañó y se asustó mucho. Dos días antes de operarme, llegamos a la esquina y preguntó si quería que nos casemos. Le dije que sí, lo abracé y fue un momento de mucha unión y potencia”, resumió la actriz.

Y agregó que “durante la pandemia convivimos, nos dimos cuenta que funcionaba y el año pasado en noviembre me dijo ‘hagámoslo’”.

“Ya tenemos hijos, sabemos lo que nos gusta y tenemos un recorrido”, concluyó.