CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Osvaldo Botta: "La tierra sigue siendo una inversión tradicional y sólida"

Por CNN Radio Argentina, Martín Melo

(CNN Radio Argentina) - Osvaldo Botta, martillero y titular de "Osvaldo Botta campos y estancias", especialista en venta de tierras, habló con CNN Radio sobre las inversiones en campos.

"Ante la situación inestable del mundo, y un dólar blue atrasado, la tierra sigue siendo una inversión tradicional, conservadora y sólida", expresó en diálogo con CNN Campo, de Martín Melo.

"El negocio está demandado, hay mucho pedido de campo. Si uno toma las regiones de mayor operación, mira siempre hacia los campos agrícolas. Individualmente hay poca oferta, pero el campo que está a un precio correcto se vende", agregó.

La propiedad privada, más allá de algunos cuestionamientos, sigue siendo una inversión firme.

Botta relató que es "oriundo de Mercedes y hace más de 30 años me dedico a la profesión. Mi oficina central está en Puerto Madero, pero mi empresa opera con la venta y el arrendamiento de establecimientos agropecuarios en La Pampa"

"El precio de los campos, desde que opero hace 34 años, ha subido en dólares -más allá de la crisis- hasta 1000% en algunas regiones. En Suipacha, un campo que valía 700 dólares hoy vale 7000. La demanda de alquileres es de 30 a 1, porque en general ya están tomados y quien lo tiene se lo queda", explicó.

Respecto a los clientes, el especialista aseguró que "lo que se observó siempre es el tipo inversor que compra el campo para disfrutar, el productor agropecuario o el inversor extranjero. El último, salvo un caso puntual, desapareció del mercado y está en posición saliente del país. El inversor para disfrutar está pero en menor escala. Y el productor, en algunas zonas, es el refugio financiero".

Cuando alguien quiere producir, son todos palos en la rueda. Los argentinos ya estamos acostumbrados, pero el extranjero tiene otras opciones.

Botta señaló que "más allá de lo que digan los Senadores y Diputados, hablar de extranjerización de las tierras es una ridiculez. El comprador del campo construye un alambrado y una casa sea extranjero o no, pero la tierra sigue tributando en Argentina y va a dar explotación y trabajo al área. Si bien es una buena oportunidad para comprar campos en nuestro país, el inversor extranjero teme la desprolijidad en la conducción política del país, o los acosos al productor".

En este sentido, finalizó marcando que "lo que se encuentra acá es una muy buena logística, tecnología de punta en el sector agropecuario; pero la posición de los tenedores de tierras extranjeros es la de considerar seriamente la venta de sus tierras".