CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Daniel Balderston, Dr. de la Universidad de Pittsburgh: "Jorge Luis Borges escribía sus borradores en imprenta"

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentino)- Libros con Ñ dialogó con Daniel Balderston, especialista en la obra del escritor Jorge Luis Borges, con motivo de la presentación de su último libro: Lo marginal es lo más bello. Borges en sus manuscritos de @EdEdudeba.

Daniel Balderston es Doctor de la Universidad de Pittsburgh y es además una autoridad destacada a nivel internacional. Se desempeña como editor de la revista Variaciones Borges y es director del Centro Internacional Borges. En el marco de su visita académica al país (también a Uruguay) este domingo por la noche dialogó con el conductor de CNN Radio, Gustavo Noriega respecto de su último trabajo sobre el autor de Ficciones; para el cual, según sus propias palabras, trabajó duramente en los últimos  cinco años recopilando y estudiando al detalle los manuscritos de Jorge Luis Borges.

Borges y yo

Balderston  es  un especialista pero también es un "Hacedor" que se introdujo en el inagotable laberinto borgeano, investigando con audacia y compartiendo muchas de las conclusiones a las que ha arribado; una labor que nadie antes se había atrevido a hacer de esta manera y menos a publicar. A este respecto, el autor entrevistado puntualizó:  "Yo he trabajado mucho con la obra de Borges. Incluso defendí mi tesis doctoral en los años ochenta sobre sus libros".

El trabajo de investigar los borradores de grandes autores no era algo nuevo para Balderston, antes ya se había ocupado de ir tras los manuscritos de nombres como: Juan Carlos Onetti, Juan José Saer, entre otros. En este sentido, el autor advirtió: "Yo venía haciendo un entrenamiento previo de modo tal que cuando se me ocurrió hacer algo semejante sobre Borges lo primero que hice fue intentar reunir materiales que los coleccionistas y anticuarios me habían hecho llegar (allá por el año 2009)". Además agregó: "Más adelante fueron llegando más cuadernos, incluso durante la pandemia (2020); a base de todo ese material es que hice este último libro de EUDEBA".

El trabajo de investigar los borradores de grandes autores no era algo nuevo en Balderston, antes ya se había ocupado de ir tras los manuscritos de nombres como: Juan Carlos Onetti, Juan José Saer, entre otros

El libro (y no de arena)

Al ser consultado sobre algún antecedente similar a este libro que presentará en Buenos Aires próximamente, Balderston advirtió: "Alguna vez Miguel (sobrino de Borges) publicó alguno de sus manuscritos". Asimismo agregó: "Nosotros en Variaciones Borges habíamos publicado algunos también, con lo cual habíamos comenzado a consolidar un nuevo campo dentro de  su magnífica obra; no obstante el trabajo fue avanzando tanto que casi me ha consumido esto último que he hecho".

Sus escritos hasta 1955

"Hay unos pocos manuscritos de fines de los 50 que son de su letra, pero él aseguraba que después de la ceguera componía textos enteros en su cabeza y los dictaba", contó el entrevistado, al tiempo que señaló: "Hay muy poco material que pueda aseverar aquello, pero mi impresión es que Borges seguía implementando el mismo método de correcciones que aplicaba antes de perder la vista". A todo esto, Balderston aclaró: "Los primeros manuscritos tal vez cuenten con  varias versiones y es justo diferenciar estos de los segundos borradores, porque en estos últimos ya está escogiendo una de las variantes de manera más decidida".

Los primeros manuscritos tal vez cuenten con  varias versiones y es justo diferenciar estos de los segundos borradores, porque en estos últimos ya está escogiendo una de las variantes de manera más decidida

El texto como génesis

Al ser consultado por la letra escrita de Borges, si esta fue cambiando con el correr del tiempo o de qué manera podría ser graficada o descripta, el especialista en el autor de El libro de sueños, puntualizó: "Hay una letra como la de aquellos carteles del impresionismo alemán (por los años 1220 y 1921) que Borges usaba, era igual a esa; luego tenía otra más grande que usaba para escribir las otras versiones posibles, y la tercera que era la más legible  por ende con la que presentaba los bocetos para imprimir".

Hay una letra como la de los carteles del impresionismo alemán, que Borges usaba; luego tenía otra más grande que usaba para escribir las versiones posibles, y la tercera, que era la más legible  por ende con la que presentaba los bocetos para imprimir

En otro orden de cosas, al hacer referencia a aquello que más le llamó la atención de los borradores de Borges, Bladerston puntualizó: "Lo más curioso que descubrí es que Borges escribía en imprenta, estimo que esto sucedía porque él no había tenido la posibilidad de aprender bien la letra cursiva en sus años de escolaridad".

Lo más curioso que descubrí es que Borges escribía en imprenta, estimo que esto sucedía porque él no había tenido la posibilidad de aprender bien la letra cursiva en sus años de escolaridad

Borradores comparados

El especialista en Borges también abordó manuscritos de otros escritores, al ser consultado por aquellos detalles característicos que fue descubriendo de otros, Bladerston contó: "Los cuadernos de escritura de Onetti muestran cómo el autor hacía planes previos, por tal motivo, un borrador luego se podría convertir en un cuento". Luego continuó para dar detalles de lo que acontecía en el mundo creativo de Puig y de Juan José Saer, entonces describió: "En estos casos, ellos son de hacer un texto o varios preparatorios". Asimismo subrayó: "Borges está en las antípodas de todos; el tomaba la lapicera y una hoja y comenzaba a escribir. Ante la duda, iba con un texto alternativo y hasta a veces, cortaba la hoja si quería deshacerse de alguna de sus indecisiones".

Borges está en las antípodas de todos; el tomaba la lapicera y una hoja y comenzaba a escribir. Ante la duda, iba con un texto alternativo y hasta a veces, cortaba la hoja si quería deshacerse de alguna de sus indecisiones

Borges y yo (por primera vez)

Por último, al ser consultado por el recuerdo de la primera vez que leyó a Borges,  el editor y autor Daniel Balderston confesó: "Textos como Ficciones y El Aleph fueron de los primero que abordé sin saber muy claramente de quién se trataba, pero sí recuerdo que, mientras lo hacía, sentía que ahí había algo que me interesaba". Luego, según enumeró el entrevistado, fue abordando a Borges desde lugares muy diferentes: Sus libros, sus tipos de trabajos, los temas recurrentes y más.

Con todo, en el marco de este recorrido por su propio trabajo con Borges y su obra, Balderston confesó que, cuando sintió haber escrito bastante sobre el autor de La Rosa Profunda (Obra poética de 1975) decidió continuar en el laberinto borgeano zambulléndose en las profundidades de su proceso de creación. Ahora, con el trabajo ya realizado, solo resta disfrutar y compartir con aquellos que quieran asistir a la presentación del material (prevista para el día 21 de julio en EUDEBA). Para los que quieran adueñarse de estos borradores del más importante e influyente escritor de la literatura universal, habrá que pasar, dentro de unos días, por la librería y buscar: Lo marginal es lo más bello. Borges en sus manuscritos, para  leer y volver a leer estas historias, ahora que por lo menos, podremos estar más cerca de cómo las escribía".