CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

El dueño de la Cabaña Los Radales relató el salvaje ataque que sufrió en Villa Mascardi

Por CNN Radio Argentina, Marcelo Longobardi

(CNN Radio Argentina) -- Luis Dates, dueño de la Cabaña Los Radales en Villa Mascardi, habló esta mañana con CNN Radio y dio su testimonio tras el violento ataque que sufrió cuando quiso ingresar a su propiedad, que fue usurpada por el mismo grupo seudomapuche que incendió días atrás la casilla de Gendarmería.

“Es lamentable la situación que se está viviendo ahí.”

En diálogo con Marcelo Longobardi contó que el hecho ocurrió el domingo pasado, cuando fue con su esposa al banderazo en Villa Mascardi. “Fui y la tranquera estaba tapiada y la vivienda usurpada y completamente destruida”, relató desolado. “En ese momento, un grupo de inadaptados que salió de una zona boscosa me atacó con una lluvia de piedras grandes”. Tras lograr escapar marcha atrás en una ruta sinuosa y llegar a Villa Mascardi, le pidió auxilio a Gendarmería y le dijeron que no podían hacer nada porque tenían que seguir apostados ahí.

Es increíble lo tarde que llega el Estado.

A su regreso, volvió a ser apedreado por el mismo grupo, que también atacó a una jueza federal. “Es increíble lo tarde que llega el Estado. Tuvo que suceder todo esto para que se tome conciencia de lo que venimos sufriendo los vecinos hace 4 años”, lamentó.

“No tengo palabras para describir la desesperación que uno siente cuando los derechos no son considerados en absoluto y sí los de los grupos violentos y terroristas”, expresó.

“Para que vean la gravedad, cuando murió Rafael Nahuel, este grupo seudomapuche tomó 2 hectáreas de parques nacionales y las dominaban con un frente de 200 m sobre la ruta 40. Hoy dominan entre 40 y 50 hectáreas por la inacción del Estado”, cuestionó.

Respecto de la actitud de la Gendarmería, que se negó a auxiliarlo, lo atribuyó a que “obedecen órdenes de sus superiores”. En esta misma línea, opinó que “el gobierno no quiere pagar el costo político de que ocurra algo similar a lo de Santiago Maldonado”.

“Hay un desconocimiento del Estado de Derecho por parte del gobierno, porque es el Estado el que tiene el uso legítimo de la fuerza para defender la vida de los ciudadanos”, subrayó por último.