CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Alberto Fernández sufrió una gastritis sangrante en la Cumbre del G-20

Por CNN Radio Argentina, Marcelo Longobardi

(CNN Radio Argentina) -- Andrés Fidanza, periodista y editor de El Cronista, habló este martes con CNN Radio desde Bali, Indonesia, del problema de salud que tuvo el presidente Alberto Fernández en ese país, que lo obligó a suspender su discurso inaugural en la Cumbre del G-20.

“Alberto Fernández se empezó a sentir mal alrededor de las 10 AM hora de Indonesia”, relató en diálogo con Marcelo Longobardi. “Tenía el discurso pautado para las 11 pero se empezó a sentir mal, se fue a un hospital y le diagnosticaron gastritis erosiva sangrante", precisó.

“En la comitiva dicen que fue un momento de cierta zozobra, que sangró bastante, lo que generó mucha preocupación”, relató Fidanza. “Estuvo cinco horas en el hospital y los médicos entendieron que estaba en condiciones de seguir con parte de la agenda, así que se reunió con Xi Jinping".

Alberto Fernández fue directamente del hospital a la reunión que tenía prevista con el presidente de China. “Acaba de terminar la reunión -que no duró más de media hora- y te puedo anticipar que Xi Jinping no le debe haber dado una respuesta concluyente”, aseguró en Longobardi por CNN.

También tenía otras reuniones pautadas, mañana con Kristalina Georgieva. "Veremos si se hace, aunque con Georgieva se encuentra más seguido. La bilateral con Xi Jinping tiene otro peso", precisó.

En cambio, con el presidente de EE.UU., Joe Biden, no tenía prevista una bilateral; sí contemplaba un encuentro del que participaban otros mandatarios. "Ahora se habla que aquella bilateral que se tuvo que suspender por el covid positivo de Biden sería en marzo", agregó en este sentido. "Este cuadro desnaturaliza un poco todo."

También estaba pautado que el mandatario hiciera luego una escala en Madrid para reunirse con la viceministra de España. “Si va a Madrid o no dependerá de la unidad presidencial. Volveríamos el viernes pero todo está supeditado a lo que digan los médicos”, concluyó.