CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

La fractura de Juntos por el Cambio y el rol del voto en blanco

Por CNN Radio Argentina, Guillermo Panizza

(CNN Radio Argentina) – Lucas Romero, politólogo y director de Synopsis Consultores, analizó en CNN Radio la factura dentro de Juntos por el Cambio (JxC): "A Juntos por el Cambio lo unía lo que tenía enfrente que era el gobierno, en esa escena de composición de escena de un gobierno kirchnerista, y lo separó lo que le apareció al costado".

"Apareció una figura que no solo le robó votos y dividió a la oferta opositora, sino que terminó fracturando un espacio que ya tenía sus diferencias. Claramente había un espacio más liberal y otro más socialdemocráta. Esa factura, que amaneció en la interna de JxC y se vio plasmada en la interna de Horacio Rodríguez Larreta  y Patricia Bullrich, termina ahora fracturándose de momento en el posicionamiento de cara al balotaje", estableció Romero en Aire de Mañana, con Guillermo Panizza, y en relación a Javier Milei.

En este punto, Romero teorizó: "Si en un escenario donde Massa no suma un voto y Milei gana por mucho, será un escenario de triunfo por el sector de JxC que apostó por Milei, y eso se traduzca en una reconfiguración muy dramática de la coalición. En el escenario opuesto, todos los actores que están manifestando una posición neutral hoy, van a valorar el vehículo que sigue siendo JxC".

Sobre las responsabilidades del resultado electoral de JxC, Romero estableció la falta de liderazgo y la falta de una estrategia colectiva inteligente: "Lo que JxC tuvo fue una combinación de estrategias y aspiraciones individuales, que trabajaron sobre laa base de un error de cálculo; y que era pensar que Milei no iba a producir el daño que no produjo, dividiendo la oferta opositora, llevándose parte de votos de JxC y dejando en segundo lugar en la PASO. Ahí estuvo el detonante de la eclosión".

También remarcó en "aquellos integrantes" que hace un año y medio evitaron o se resistieron a ponerle límites al líder liberal. Y que hoy coinciden con él, en alusión al ex presidente, Mauricio Macri, y la ex candidata presidencial, Patricia Bullrich.

"El gran error de JxC fue no advertir el riesgo que representaba Milei para la construcción de la mayoría ganadora que necesitaban. Y en un contexto donde hoy la mayoría de los votantes demandan cambio", puntualizó el analista.

De cara al balotaje

En vistas a la segunda vuelta, Romero rememoró que en las campañas de balotaje "se convocan más por el espanto que por el encanto".

En ese sentido, destacó el éxito de "la famosa campaña del miedo" implementada por Sergio Massa, basada en advertir los peligros de un gobierno de Milei: "Eso le permitió crecer entre las PASO y las generales, en un escenario económico adverso".

Por el lado del candidato de La Libertad Avanza, su estrategia se basa en "convocar al electorado por  el enojo y la bronca", y que lo lleven a castigar al gobierno y no permitirle la continuidad.

Y configuró: "Desde lo cuantitativo, Milei tendría ventaja por los votos de Bullrich, los suyos y hasta incluso se podría sumar Schiaretti para construir la mayoría ganadora. Pero desde lo cualitativo está el alerta de Milei, esto de no haber crecido entre PASO y general pone un punto de interrogante de cómo un candidato que sorprendió en las PASO no haya sumado".

Además, Romero subrayó que el modo en que se generó el apoyo de Mauricio Macri, genera dudas respecto de si Milei podrá dar un liderazgo claro en ese nuevo espacio. O si será "un presidente subsidiario" del liderazgo de Macri.

Por último, el politólogo habló sobre el rol de los votos en blanco, y estimó que en noviembre habrá un gran porcentaje de ellos. "Parte de la estrategia electoral o de la resolución de esta pelea se definirá un poco sobre este voto y cómo los actores trabajarán en ese voto", comentó.

Es por eso que adelantó que Sergio Massa buscará que, de no sumarlos a su oferta electoral, se mantegan en blanco. Y explicó: "Si se mantuvieran los mismos votos afirmativos, pero un 10% de ellos pasaran a blanco. Massa subiría a 40,8% con la misma cantidad de votos obtenidos. Si vamos a un escenario de 20% de votos en blanco, Massa estaría por encima del 45%". Mientras que finalmente determinó que el líder liberal querrá transformar esos votos en opositores.