CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Los últimos cinco traspasos de mando

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina) – En los últimos 20 años, en Argentina pasó de todo. Sin embargo, si hay una costumbre que se mantuvo casi impoluta es el traspaso de mando, luego de cada elección presidencial.

El proceso se realiza cada vez que asume un nuevo mandatario. Sin embargo, no está regulado por ninguna ley, sino que es una tradición protocolizada que se mantiene desde hace más de 150 años.

En este sentido, el presidente electo debe recibir en manos del saliente tantos las insignias como los elementos formales y simbólicos de la presidencia. Esta acción se impuso por costumbre desde 1868, cuando Bartolomé Mitre realizó el traspaso a Domingo Faustino Sarmiento.

Luego, en 1960 la tradición finalmente se protocolizó en el Reglamento de Ceremonial de la Presidencia. Y siete mandatarios protagonizaron la célebre ceremonia, desde el retorno a la democracia.

Las últimas cinco ceremonias

El 25 de Mayo de 2003 en el Congreso de la Nación, Néstor Kirchner recibió de Eduardo Duhalde los atributos de mando. Al hacerlo allí, se modificó el protocolo utilizado hasta ese momento, ya que fue la primera en donde el presidente saliente se presentó después del juramento para entregar los atributos de poder. Y, por ende, no fue necesaria la ceremonia en la Casa Rosada.

En 2007, Cristina Fernández de Kirchner ganó la elecciones con el 45,28% de los votos y se transformó en la primera mujer elegida como presidenta en democracia. Además de que, junto a la candidatura de Elisa Carrió, supuso la primera elección en el mundo en que las dos candidaturas más votadas fueron mujeres. El traspaso fue realizado con el ex presidente y marido de aquel entonces, Néstor Kirchner.

Para 2011, la entonces presidenta logró la reelección en primera vuelta con más del 54% de votos del electorado, superando ampliamente la candidatura de Hermes Binner. Durante el acto, fue su hija Florencia quien le colocó la banda presidencial.

Cuatro después, sucedió un hecho inédito. Luego de varias tensiones políticas -en donde se discutió si la entrega se realizaría en Casa Rosada o en el Congreso de la Nación-, finalmente la presidenta saliente no le entregó los atributos de poder al entonces Presidente Electo, Mauricio Macri. Fue el Presidente Provisional del Senado, Federico Pinedo, quien le entregó el bastón y la banda presidencial al ganador de las elecciones, con poco más del 51% de los votos en instancia de balotaje.

Ya para 2019, Alberto Fernández había ganado las elecciones con el 48% y con Cristina Fernández de Kirchner como compañera de fórmula, frente al intento de reelección por parte del ingeniero Macri. El Congreso de la Nación fue el escenario del traspaso de mando, que tuvo como protagonista el frío y público saludo entre la vicepresidenta y el presidente saliente.

Este 10 de diciembre, el país vivirá un nuevo traspaso de poder, que marcará el inicio de una nueva etapa para la Argentina y toda la sociedad en su conjunto.