CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Marta y Hugo, comerciantes: "Esta semana fue un estallido de precios"

Por CNN Radio Argentina, Nacho Girón

(CNN Radio Argentina) – Marta Velardez, dueña de un supermercado en Almagro, Ciudad de Buenos Aires, y Hugo Chalín, empresario de la carne y dueño de carnicerías, se refirieron a la situación que atraviesa el país con los aumentos y hablaron del escenario que se viene en los próximos meses: "Esta semana fue un estallido de precios".

“Algunos se la bancan, otros protestan. Algunos ven los productos y se van. Te dicen tantas cosas: no alcanza la plata, no pueden comer normalmente como lo hacían. Nosotros estamos con una tensión nerviosa todo el tiempo”, comentó la comerciante Marta en La Mañana de CNN, con Nacho Girón.

“Con nosotros se desahoga la gente porque el tema es grave”, expresó, y advirtió que “las empresas aumentan y aumentan como si pudiéramos aguantar todo”.

Marta explicó también que en su supermercado “absorbemos mucho los precios de lista que nos vienen que son una barbaridad. Las empresas te ponen el precio sugerido, pero lo obviamos siempre que podamos”.

“Nuestra rentabilidad es cada vez menor y no la podemos sostener. Para no cerrar, tenemos que ver la forma de seguir. La mercadería que nos viene con gran aumento la tratamos de no subir tanto”, acotó, y resumió: “A veces no perdemos ni ganamos, sino que empatamos”.

“Hoy los lácteos de las primeras marcas me vinieron con un 25% de aumento desde el lunes y un 14% en otros productos de lácteos como quesos untables y cremas”, aseguró.

Hugo Chalín, dueño de carnicerías, explicó que la carne “había aumentado una barbaridad, pero fue una especulación de los intermediarios del mercado de hacienda”.

Y aclaró: “No soy peronista ni radical, uno trabaja y tiene que acompañar y pensar en la gente. Se nos cayó el trabajo casi un 50% y ahora se dieron cuenta y empezó a bajar la carne”.

Además, dijo que “la gente ya no tiene el bolsillo para comprar como antes. Hay mucha especulación”.