CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Ramón Garcés, politólogo y ex combatiente de Malvinas: "Queremos dejar algo para que lo tomen las nuevas generaciones"

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina) – Ramón Garcés, politólogo y ex combatiente de Malvinas, charló este martes en CNN Radio, en un nuevo aniversario por el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas: "Siempre impacta porque pareciera un día más y feriado, que uno lo toma como un descanso; y nosotros lo tomamos para una reflexión, para conversar con amigos y familiares de lo que fue ese momento histórico y triste de la Argentina".

Ramón Garcés fue soldado conscripto durante la guerra y se desempeñó como artillero de un cañón antiaéreo RH 20mm de la FAA, estuvo en la BAM Cóndor, situado en la Zona de Darwin y Goose Green (Pradera del Ganso). Derribó al Sea Harrier del Comandante Bob Iveson el 27/05/82, que era el mejor piloto británico en ese entonces. Durante la batalla de Goose Green lo dieron por muerto y después salvó cuatro vidas, derribó un avión y continuó disparando con su cañón a la infantería británica. Luego escribió 2 libros y realizó 1 cortometraje sobre los suicidios de ex combatientes tras la guerra.

En comunicación con CNN Primera Mañana, con Pepe Gil Vidal, Garcés destacó: "Siempre es conmovedor porque uno va registrando historias, va escuchando tristezas porque uno recuerda a muchos que han quedado en los campos de batalla y en el mar. Y los más de mil que se suicidaron, que nos lleva a pensar cómo hacer que la Causa Malvinas pueda seguir en el tiempo para aprender de ella".

Es por ello que fundamentó: "Queremos dejar algo que lo tomen las nuevas generaciones, por eso vamos a las escuelas y universidades para hablar de la Causa Malvinas como algo más integral".

En ese sentido, se refirió al reciente asesinato de Ricardo Akins, ex combatiente: "Si tenía que trabajar de custodio ese héroe de la patria era porque no le daban las condiciones de vivir dignamente, después de ofrendar su vida por la patria".

Y criticó: "El Estado nos fue marginado, además de la dictadura que nos ocultó. Estuvimos muy dejados de lado durante muchísimos años en democracia y eso es una deuda que todavía tienen con nosotros. No solo pasaba por si nos daban una pensión más o una pensión menos, la salud mental no nos fue brindada y es muy difícil a veces comprender algunas decisiones de gobierno, que solo recuerdan a los combatientes desde el 2 de abril hasta el 14 de junio y con suerte". Es por eso que pidió una atención mayor y una ayuda integral y familiar.

Sin embargo, también resaltó el sentimiento malvinas en la sociedad: "Es muy lindo ver ese tipo de actos en las canchas de fútbol, en clubes se vienen haciendo hace mucho tiempo. Es una manera de tomar conciencia de lo que se vivió y vive ahora Argentina por un tema geopolítico y estamos agradecidos por ello".

A su vez pidió que se reconozcan a las enfermeras de Malvinas: "Su valor fue muy grande y espero que en el Ministerio de Defensa las sume. Hay que trabajar en cada puntito, es muy importante porque es reconocer la importancia de las mujeres en el conflicto en sí".

Y rechazó la posibilidad de un nuevo conflicto armado: "Muchos dicen de volver a Malvinas por las armas y no estoy de acuerdo con eso, todo debe ser por vía diplomática y trabajar en los foros internacionales".

Por último, Garcés se refirió a su cortometraje 'Entre dos mundos': "El film intenta visibilizar los suicidios en la posguerra, es muy difícil tocar un tema de ese calibre porque uno siente que puede herir susceptibilidades si no se comprende. Busqué la manera de que se pueda entender el entorno de los veteranos de Malvinas y el infierno que está cerca de ellos".

Y relató: "Nos sentíamos incomprendidos, nadie nos entendía. Eso también tenía que ver con un arrastre de llegar como derrotados de una guerra y no conseguir trabajo, temas que a uno lo llevaban a estados depresivos, al alcohol, la droga, a aislarse y no hablar. En mi caso, durante 25 años no hablé de Malvinas".

"Creo que el cortometraje, con Coco Silly de protagonista, le dio una manera de ver que podíamos generar otras cosas, además de la guerra. La película generó una conciencia y una charla, que es lo que genera el arte", concluyó el ex combatiente.