Más de Argentina (10 videos)

Monjas del Provolo también habrían abusado física y sexualmente de este exalumno sordo

En esta segunda parte de la entrevista a Lisandro Borelli, un exalumno del Instituto Provolo de la ciudad de La Plata, el denunciante narra supuestos tormentos y abusos sexuales de parte de dos monjas de la institución católica. Lisandro es sordo, tiene 40 años y estuvo en el instituto entre 1989 y 1994, cuando tenía entre 10 y 15 años. Hizo la denuncia ante la Justicia en 2016. La fiscal del caso en La Plata, Cecilia Corfield, confirmó a CNN que una de estas religiosas, identificada sólo como Juana, habría muerto, y que la Justicia intenta identificar a la segunda denunciada, mencionada simplemente como Leticia en los documentos judiciales a los que hemos tenido acceso. Lisandro declaró ante la Justicia en el marco del mayor caso de presuntos abusos sexuales de la Iglesia Católica en la Argentina, que se divide en dos causa a través de dos ciudades donde este instituto para niños y niñas sordos tenía sedes en el país: La Plata, ubicada a unos 60 kilómetros de Buenos Aires, y Luján de Cuyo, en la provincia de Mendoza, en el límite con Chile. En la primera parte de esta entrevista, Lisandro narró el tratamiento que habría recibido durante cinco años de parte del religioso Eliseo Pirmati en este internado para niños sordos. La fiscal del caso acusa a Pirmati de los supuestos delitos de “abuso sexual agravado, exhibiciones obscenas y corrupción de menores”. El religioso tiene pedido de detención en Argentina pero se encuentra libre, en Verona, Italia. El interventor del Provolo, Alberto Bochatey, dijo a CNN que Pirmati se declara inocente, pero no desea hacer declaraciones a la prensa. Otro denunciante, Daniel Sgardelli, estuvo también en el Provolo de La Plata siete años antes a la llegada de Lisandro y él también declaró ante la fiscal y aseguró a CNN que habría recibido abusos y tormentos en el instituto. Afirmó que vivió hechos de violencia por parte de Pirmati y de una de las monjas. El Instituto Provolo está siendo investigado desde fines de 2016 por supuestos abusos de niños sordos. El Vaticano ordenó la intervención de la institución en Argentina e Italia tras las denuncias. Los abusos se habrían extendido durante siete décadas en ambos países. En la Argentina, el principal acusado es el ex director del Provolo, el sacerdote Nicola Bruno Corradi, procesado y detenido por los delitos de presunto abuso sexual agravado y corrupción de menores. Corradi no se pronunció sobre las acusaciones cuando fue indagado y su defensora dijo a CNN que no realizará declaraciones. La Justicia intenta extraditar a Pirmati, quien permanece en el Provolo de Verona desde diciembre de 2017, y busca identificar y ubicar a la monja conocida como Leticia. La transcripción del relato de Lisandro ha sido realizada por CNN. Este testimonio incluye lenguaje sensible.