CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

CNNE Underscored es la guía de productos y servicios que te ayuda a vivir una vida más inteligente, simple y satisfactoria. El contenido es generado por el equipo de CNNE Underscored. El personal de noticias de CNN no está involucrado. Al hacer una compra, recibimos ingresos.

Probamos los Galaxy Buds+, con mejoras en prácticamente todo

Por CNN Underscored

Galaxy Buds+

Samsung no solo tenía cuatro teléfonos nuevos para mostrar en su evento Unpacked de febrero. El gigante tecnológico también mostró el sucesor de Galaxy Buds, los Galaxy Buds+, y hemos podido probarlos a fondo estos días.

¿El primer cambio? Bueno, a $149.99, cuestan $20 más que los originales, pero mejoraron una serie de características importantes.

¿Sonido? Sí.

¿Reconocimiento de voz? Sí.

¿Duración de la batería? Sí, sí, sí.

El diseño, por otro lado, es un área donde Samsung ha decidido no tocar nada. Los Galaxy Buds+ son solo un poco más pesados que los originales, en parte por alguna de las novedades.

Vamos a empezar por lo básico. Los AirPods Pro ocupan el primer lugar en la lista de los mejores auriculares inalámbricos de CNN Underscored, y aunque los Galaxy Buds+ no serán coronados como la nueva reina o rey, tampoco están fuera de la lista.

Hemos usado los Buds+ durante casi una semana, y hay mucho que nos gusta, incluso si estos no alcanzan el puesto número 1.

Ajuste Perfecto

El diseño del los Galaxy Buds+ no ha cambiado mucho. Se venden en color blanco, negro y azul. Hemos estado probando los blancos y, curiosamente, hay un tono diferente en los paneles táctiles triangulares en ambos auriculares. Nos gusta este acento, que recuerda al Note 10+ del año pasado.

El panel táctil parece un poco más sensible que el de los Galaxy Buds originales. Un solo toque reanuda la reproducción o pausa, un doble toque salta a la siguiente pista y un toque triple reinicia la pista. Son los controles tradicionales, y puedes personalizarlos en la aplicación complementaria para Android o iOS. Incluso hay un modo experimental en la aplicación que te permite activar los controles de volumen. Puedes tocar los lados de los Buds+ para subir o bajar el volumen. Por defecto, el izquierdo baja y el derecho sube el volumen. Es útil, pero hubo algunas ocasiones en las que se activó un salto o una pausa en la reproducción.

Es una mejora frente a otros sistemas pero podría ser prudente que Samsung mejore la sensibilidad táctil, o al menos lo convierta en una opción para aquellos momentos en que es demasiado alta.

En el lado que apunta hacia la oreja, encontrarás el audífono físico, que viene preenvuelto en una punta de gel.

Hay dos tamaños adicionales de puntas incorporadas. Los Galaxy Buds+ ofrecen un ajuste perfecto. No hemos podido hacer que se caigan, incluso cuando estábamos saltando, corriendo, trotando, o abriéndonos camino a través de un tren. Incluso luchando contra la turbulencia en un avión.

Y ese ajuste apretado significa dos cosas. Desde un punto de vista de diseño y aspecto, los Buds+ no sobresalen de tus oídos. Y también hacen un buen trabajo ofreciendo cancelación pasiva de ruido. Aunque no hay cancelación activa de ruido en el Buds+, Samsung ofrece un modo de «sonido ambiental» o «transparente»: bajo, medio y alto.

En general, son cómodos. Y eso es bueno teniendo en cuenta que Samsung promete una duración de batería de 11 horas, casi el doble de duración de la batería de los Galaxy Buds originales.

Cuando los Galaxy Buds+ no estén en tus oídos, tendrán su hogar en el estuche.

Cumple una doble función, ya que también carga los Buds+, similar a otros auriculares inalámbricos. Es una carcasa relativamente compacta que está a la par con AirPods Pro, pero más pequeña que Powerbeats Pro o Sony WF-100XM3. Carga con un cable USB Tipo-C (se incluye un cable en la caja) o de forma inalámbrica a través del estándar Qi.

Y sí, funciona con el Wireless PowerShare en la parte posterior de su dispositivo Samsung. Probamos esto en Unpacked con la nueva familia Galaxy S20, y lo hemos estado usando personalmente con un Galaxy Z Flip. El estuche también proporciona 11 horas adicionales de uso, por lo que tienen 22 horas en total.

Sonido bien equilibrado con graves potentes

El mayor cambio con Galaxy Buds+ es la adición de dos altavoces y tres micrófonos en cada auricular. La configuración de los altavoces es un woofer y tweeter dinámico. En pocas palabras, el resultado es un audio mucho mejor que presenta un rango de sonido más amplio, pero permanece equilibrado. Además, tiene un gran impacto con el bajo.

Y está bien equilibrado en una variedad de pistas que abarca muchos géneros. «Work» de Rihanna es un buen ejemplo, con ritmos claros al principio y sus voces que abarcan tonos bajos y altos en capas en la parte superior. Es claro en todo momento y el bajo no pierde ritmo.

Una canción más pop como «What A Man Gotta Do» de los Jonas Brothers, comienza con un rasgueo limpio de la guitarra. Los Buds+ hacen un buen trabajo al permitirte escuchar claramente las voces de cada uno de los tres hermanos. Es un pop ligero muy instrumental, pero puedes escuchar la separación de cada canal.

Además, una canción como «Into the Unknown» de «Frozen 2» de Disney, combina bien con la voz de Idina Menzel. Lo mismo ocurre con «American Land», «Night» y «Born to Run» de Bruce Springsteen.

El sonido es fuerte y permite elegir personalizaciones en forma de ecualizador. Por supuesto, estos se encuentra en la aplicación complementaria para Android o iOS. Puede elegir entre normal, refuerzo de graves, suave, dinámico, claro y refuerzo de agudos. Lamentablemente, no hay forma de hacer tus propios ajustes.

Y con cualquier modo de audición, tiene la opción de añadir ruido ambiental. Si bien no es tan bueno como el modo de transparencia en AirPods Pro, es una buena opción, especialmente al cruzar calles concurridas de la ciudad. También puede ajustar entre bajo, medio y alto. Con el sonido ambiental desactivado, es como una experiencia pasiva de cancelación de ruido, y escuchar a altos volúmenes puede ofrecer una experiencia similar a ANC (cancelación activa de ruido).

Casi 12 horas de escucha y grabación mejorada

Samsung dice que los Galaxy Buds+ deberían durar 11 horas, pero llegamos a usarlos incluso más tiempo, entre 11:30 y 11:45. Es seguro decir muy buen autonomía. Y eso es con un dispositivo iOS y Android conectado, ya que probamos principalmente los Galaxy Buds+ con un Galaxy Z Flip, iPhone 11 Pro Max y Galaxy S10+.

La conexión fue simple en los tres, y gracias al emparejamiento de múltiples dispositivos, no hay que configurarlos cada vez.

La batería es realmente impresionante. Aguantan fácilmente un vuelo de larga distancia. Una carga rápida de tres minutos en el estuche brinda 60 minutos de tiempo de escucha. notamos que el modo Ambiental tuvo un impacto en la duración total de la batería. Sin embargo, nunca deberías tener un problema con la autonomía de los Buds+. Es sobresaliente.

Y en el lado del reconocimiento de voz, la adición de un micrófono mejora la calidad de la llamada. Tu interlocutor podrá escucharte mejor que en la versión anterior. Probamos esto en algunas situaciones diferentes, algunas con mucho viento y otras sin ninguno, En todos funcionó muy bien.

Conclusión

En apenas un año, Samsung ha logrado ofrecer mejoras importantes en los Galaxy Buds con los Galaxy Buds+. De ninguna manera esto hace que el original sea terrible. Todavía suenan bien y ofrecen alrededor de seis horas de tiempo de escucha.

Pero hay una razón clara para el «+» en estos últimos modelos.

La duración de la batería de 11 horas en un diseño casi idéntico es excelente. Y es agradable escuchar música en ellos. Lamentablemente, no hay una verdadera cancelación activa de ruido y el modo Ambiente probablemente te dejará con ganas de más, pero para los usuarios de Samsung, los Galaxy Buds+ son un excelente par de auriculares inalámbricos por $149.99.

Nota: Los precios anteriores reflejan el precio en el momento de la publicación del artículo.