CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

CNNE Underscored es la guía de productos y servicios que te ayuda a vivir una vida más inteligente, simple y satisfactoria. El contenido es generado por el equipo de CNNE Underscored. El personal de noticias de CNN no está involucrado. Al hacer una compra, recibimos ingresos.

Así son los Galaxy Buds Live: diseño único, sonido potente y buena batería

Por CNN Underscored

Galaxy Buds

Casi todos estamos de acuerdo en que los frijoles son deliciosos pero lo que vamos a descubrir pronto es que los nuevos auriculares inalámbricos de Samsung, los Galaxy Buds Live, también. No en el mismo sentido literal (¡no debes comértelos!) pero sí metafóricamente.

Las tres razones principales: Primero, el diseño es sorprendentemente cómodo, nos sentimos como agentes secretos en nuestras pruebas, especialmente los que vienen en bronce. En segundo lugar, y de manera similar a los Galaxy Buds+, la duración de la batería es larga y casi líder en su clase para un auricular inalámbrico con cancelación de ruido. Y tercero, suenan muy bien, sin compromisos en los bajos o la claridad.

A $169.99, los Galaxy Buds Live también tienen un buen precio, y están ya disponibles, a diferencia de otros productos presentados recientemente por la compañía, como el Note 20 o el nuevo celular plegable Fold. Hemos estado disfrutando de los Buds Live durante casi una semana, y es hora de publicar nuestra revisión completa. (Incluso los estamos usando mientras escribíamos esto, eso es dedicación).

Diseño

Algo que no esperábamos: el estuche sorprendentemente compacto de los Galaxy Buds Live. Hace un doble trabajo, proporcionando un hogar para ambos auricualres mientras que también los carga. La caja en sí es aproximadamente la mitad del tamaño de la caja de AirPods Pro o Galaxy Buds+ y es ligeramente más gruesa. Es cuadrada, con bordes redondeados y pesa solo 42 gramos. Es fácil de llevar en el bolsillo; pudimos meterla sin problemas en los bolsillos delanteros y traseros de los pantalones vaqueros e incluso el bolsillo de una camisa.

Puedes cargar el estuche de transporte a través de un cable USB-C o colocándolo en una superficie de carga inalámbrica habilitada para Qi.

Los auriculares en sí son muy pequeños. Una vez que retiras Buds Live del estuche de transporte y te los metes en los oídos, es una experiencia única. Dado el diseño similar al de un frijol, comenzarás colocando la mitad inferior en tu oreja. La orientación es bastante fácil de averiguar, ya que la parte inferior cuenta tanto con el altavoz como con una ventilación. La mitad inferior se desliza en la parte inferior del oído, mientras que la mitad superior se desliza y se sienta en una posición bastante vertical. En defensa de Samsung, estos realmente encajan con el diseño del oído humano y descansan fácilmente en el canal.

Esencialmente, el hardware interno se apila horizontalmente en lugar de verticalmente, lo que hace que se sienten a ras de tu oído. Realmente no sobresalen en absoluto. También puedes elegir entre dos tamaños de puntas que garantizan una experiencia cómoda y seguridad adicional de para que no se caigan. Las alas pequeñas vienen preinstaladas en la caja, pero terminamos cambiando a las grandes para una experiencia más cómoda.

Probamos los Galaxy Buds Live en una variedad de escenarios. Los usamos para dos entrenamientos de Pelotón de 45 minutos. Los mantuvimos mientras caminamos por las calles de Nueva Jersey (con una máscara facial adecuada y reglas de distanciamiento social, por supuesto). ¿La buena noticia? No se cayeron ni una sola vez, ni siquiera con la clásica prueba de salto que hacemos en todos los auriculares inalámbricos verdaderos.

Se ajustan bastante bien. Tampoco deberías preocuparte por que estos se queden atascado en tu oído. Después de todo, no son lo suficientemente pequeños como para deslizarse dentro.

¿Y si te estás preguntando sobre el color? Bueno, los Galaxy Buds Live están disponibles en blanco y negro estándar, así como en bronce. Hemos estado probando este último, y el color realmente es bonito. Es un acabado brillante en el exterior, un oro rosa cepillado que es muy brillante. Puede que atraigas algunas miradas, pero alguien realmente tendría que concentrarse en tu oído para verlo. Es una manera sencilla de agregar un toque de color en tu armario, y si alguna vez extravías un Buds Live, apostamos a que el color bronce hará que sea más fácil de encontrar.

El diseño ergonómico de los Buds Live no aplica tanta presión a tu oído, solo nos tomó unos 30 minutos, o escuchar una lista de reproducción corta, tener una idea real de ellos. Y la verdad es que rápidamente olvidamos que estaban incluso puestos.

Algunos otros auriculares inalámbricos pueden causar mayor presión a su canal auditivo (es por eso que muchos eligen incluir respiraderos o bombear algo de ruido exterior), pero no experimentamos esto tanto con Galaxy Buds Live. Dentro de la aplicación complementaria, incluso puedes encender un ajuste que «alivia la presión con sonido ambiental», lo que esencialmente significa que cuando se desactiva la cancelación de ruido, bombeará sonidos del mundo que te rodea. Es similar a la función de transparencia que nos gustó en los AirPods Pro.

Incluso con la cancelación de ruido activada, no sentimos mucha presión adicional en nuestros oídos, lo que nos permitió usar Galaxy Buds Live durante períodos de tiempo más largos. Además, junto al altavoz en la parte inferior, notarás una segunda rejilla, que es una ventilación que ayuda a aliviar la presión.

Ese acabado brillante no es muy maleable, ni es suave al tacto. Pero tampoco es afilado y realmente no presiona en la oreja. Tiene bordes curvos y no debería causar molestias. En el lado frente a la oreja, es un acabado de plástico mate y no se siente muy abrasivo. La parte inferior se asienta cómodamente en la parte inferior del oído, y las puntas en la parte superior pueden aliviar cualquier molestia.

Con todo, Samsung ha logrado introducir un diseño completamente nuevo para auriculares inalámbricos que, por supuesto, los hace parecer monitores internos, generando una avalancha de memes, pero en realidad, y después de las pruebas, resultan ser increíblemente ergonómicos. Puedes usarlos cómodamente durante sesiones de seis u ocho horas, y eso es exactamente lo que hicimos.

Hablemos de sonido

Antes de sumergirnos en la calidad de sonido en Galaxy Buds Live, queremos dejar un punto claro. Estos se sientan en su oído de una manera que es diferente de otros auriculares inalámbricos. Lo hemos detallado bastante, pero es importante informar que hay una punta de goma. A cambio, no sobresalen. No hay un sello completo de tu oído como con AirPods Pro o incluso Galaxy Buds+. Así que si te gusta escuchar música a todo volumen, la gente a tu alrededor se dará cuenta.

Cada Galaxy Buds Live tiene un altavoz de 12 mm. Y la calidad de sonido no decepciona. Es una experiencia clara que proporciona un bajo excepcionalmente fuerte y no sacrifica otros tonos altos o medios. El sonido está presintonizado por AKG, la marca de audio de Samsung.

La experiencia de sonido está ciertamente a la par con Galaxy Buds+, y las pistas se sienten un poco más agradables con este sellado. En Born to Run de Springsteen, no hay crepitaciones no deseadas, y para auriculares de este tamaño, tienen un sorprendente potencia se nota en el tambor y la explosión del saxofón, la guitarra y los instrumentos de respaldo que llenan la pista. El bajo y la batería son evidentes en toda la reproducción, pero no terminan lavándose junto con voces y otros instrumentos, que es lo que harían otros auriculares pequeños.

Del mismo modo, Bad Guy de Billie Eilish se reproduce con una fuerza significativa. No pierde su nitidez en volúmenes altos ni experimentamos ninguna compresión de pistas ni ninguna nota perdida. Una pista más suave, como The Last Great American Dynasty de Taylor Swift, da deja un aumento notable en la batería y los tonos más bajos; es casi jovial. Sus voces, que impactan en tonos altos, llegan claramente con la melodía intacta.

Con los videos musicales, no notarás ninguna latencia con lo que está en la pantalla . Esto también se aplica a la transmisión de programas de televisión, películas y videos de YouTube. Los Galaxy Buds Live tuvieron un buen desempeño con transmisiones en vivo.

También hay controles táctiles integrados en Galaxy Buds Live: una pulsación larga activará o desactivará la cancelación activa de ruido, un solo toque pausará la reproducción, un toque doble saltará a la siguiente pista o te dará controles de llamada, y un toque triple le permitirá volver a una pista anterior.

Son lo suficientemente fáciles de reproducir y gran parte de la superficie de los Galaxy Buds Live es táctil. Tendrás cierto control en la aplicación complementaria Galaxy Buds para Android o iOS, incluida la opción de cambiar una o ambas pulsaciones largas para controlar la reducción del volumen. También puedes cambiar fácilmente entre dispositivos conectados manteniendo presionados los sensores táctiles de ambos auriculares durante unos tres segundos.

Cancelación de ruido, micrófonos y batería

Como Samsung lo describe, los Galaxy Buds Live ofrecen cancelación activa de ruido (ANC) de «tipo abierto». Esencialmente, esta no es la misma manera en que el ANC funcionaría en un par de auriculares que sellan físicamente el oído. Y aunque tiene sentido y funciona bastante bien, estos no están al mismo nivel que los AirPods Pro en este apartado.

Los Galaxy Buds Live todavía pueden bloquear mucho ruido, especialmente con el nivel de volumen del 75% o superior. Escribir esta reseña a ese nivel hace que el sonido del teclado deje de escucharse. Sin embargo, al pararse frente a un televisor al mismo nivel de audio, escucharás los sonidos del televisor con bastante claridad. Con la música lo suficientemente alta, el audio se confunde, y con volúmenes más bajos, se puede escuchar claramente el televisor.

Aun así, esto tiene algunos pros. Por ejemplo, con ANC encendido y la música al 60 %, puedes escuchar un golpe en la puerta o la bocina de un auto. Y dados los tiempos en los que estamos, donde necesitamos ser más conscientes de nuestro entorno, esto es realmente útil. Con volúmenes de escucha altos y ANC encendido, bloqueas el mundo, por lo que esa característica todavía está. Pero con la escucha de nivel normal o medio, y el ANC encendido, bloqueas las molestias y mantienes ruidos más fuertes.

Y aunque estos no sobresalen de la oreja y, por lo tanto, no tienen micrófonos más cerca de la boca, los tres micrófonos internos pueden captar la voz muy bien.

Es cierto que, después de un montón de pruebas de llamadas y grabaciones de voz, el volumen de nuestra voz podría ser un poco bajo y ocasionalmente apareció algo de ruido de fondo; sin embargo, nunca sonamos como si estuviéramos bajo el agua. Y los tres micrófonos definitivamente ayudan a poder recibir llamada. El rendimiento con claridad de voz fue mejor con servicios VoIP como Google Voice, WebEx, Skype, Duo o FaceTime que a través de una llamada telefónica típica. Esperamos que Samsung pueda llevar esto al nivel estelar con actualizaciones de software. No es lo peor de ninguna manera, y los Buds funcionan bien para una llamada telefónica, pero no son geniales.

Samsung promete seis horas con ANC encendido y ocho horas con ANC apagado. Y después de varios días de pruebas, incluyendo casi 10 horas de día escuchando una variedad de géneros musicales, estos cumplieron con esos objetivos. De hecho, con la cancelación activa de ruido activa, cumplimos las seis horas fácilmente y promediamos más cerca de seis horas y 15 minutos. Con el ANC apagado, terminamos con unas ocho horas y 30 minutos de uso a niveles de volumen moderados. Ambos son marcas realmente impresionantes. Claro, no son las 11 horas de reproducción en los Galaxy Buds+, pero tienen mejor autonomía que los AirPods Pro.

Conclusión

Los Galaxy Buds Live de Samsung no son los mejores auriculares inalámbricos del mercado, pero son nuestros favoritos. Como explicamos al principio, el diseño impresiona, el sonido es vibrante y la duración de la batería es sólida. Todo esto por $20 más que los Galaxy Buds+ y $50 más que los Galaxy Buds originales.

Son definitivamente los auriculares insignia de Samsung, y por una buena razón. El diseño es bastante único, pero demuestra proporcionar una experiencia increíblemente cómoda durante largas horas y la duración de la batería supera a los AirPods Pro. Por último, y podría decirse que lo más importante, suenan muy bien con básicamente cualquier contenido. En todo caso, nuestro único pequeño reparo es con la calidad de las llamadas, pero esa no es una razón para no usar los Galaxy Buds Live.

Nota: Los precios anteriores reflejan el precio en el momento de la publicación del artículo.