CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Doce años de prisión para un ex colaborador de Mubarak

Por Juan Andrés Muñoz

Habib El Adly, quien fungió como ministro de Interior durante la presidencia de Hosni Mubarak en Egipto, fue sentenciado este jueves a 12 años de prisión y a pagar una multa de 14 millones de libras egipcias (alrededor de 2.3 millones de dólares) bajo cargos de lavado de dinero, informó el Ministerio del Interior.

Su cita con la corte bajo cargos de matar a manifestantes es el próximo 21 de mayo, de acuerdo con Alla Mahmoud, vocero del ministerio.

La sentencia ocurre tras las dramáticas protestas populares de Febrero que llevaron a Mubarak a renunciar luego de más de 30 años en el poder.

Mubarak ha tenido problemas de salud y ha vivido en el puerto turístico de Sharm el-Sheikh luego de renunciar.

Este jueves, el ministro de Justicia dijo que Mubarak podría ser ejecutado si se comprueba que ordenó matar a manifestantes durante las protestas.

“Uno de los cargos que enfrenta es complicidad en el asesinato de mártires y el ordenar que se les asesinara premeditadamente,” dijo el ministro de Justicia Mohamed Abdelaziz al-Juindy. “Este cargo tiene un duro castigo, la pena de muerte”.

Durante su primera entrevista televisiva tras tomar protesta, el nuevo ministro de Justicia dijo la semana pasada que las cortes egipcias no deben de temer de sentenciar a muerte a Mubarak si es encontrado culpable.

“Si se comprueba el crimen, entonces la corte no dudará de autorizar la pena de muerte”, dijo al-Juindy.

“Un juez puede que tenga piedad si existe alguna razón, pero no creo que exista en este caso algún argumento para clemencia alguna”, agregó el ministro, llamando “un horrible crimen, asesinar a 800 ciudadanos que pedían por sus derechos y que esperaban tumbar al corrupto régimen que causó la ruina de Egipto”.

Los fiscales se retractaron el mes pasado de sus planes de mover a Mubarak a un hospital militar en El Cairo, diciendo que el traslado podría ser peligroso para su vida.

Adel Saeed, el vocero de la fiscalía, dijo el 26 de abril pasado que el Ministerio del Interior tomó la decisión luego de que el equipo médico de Mubarak les entregara un estudio que determinó que moverlo implicaría riesgos.

Pero al-Juindy afirmó que la salud de Mubarak es “buena”, de acuerdo con reportes que él ha recibido.

Mubarak «sufre de de una irregularidad cardiaca conocida como fibrilación auricular, pero su pulso y presión están bien. El tirmo de su corazón es de 65 por minuto, similar al de un atleta”, dijo el funcionario.

«Desde luego que él está enfrentando preguntas por primera vez en su vida, entonces eso lo está afectando psicológicamente”, dijo el ministro.

Mubarak será requerido para aparecer ante una corte dentro de cierto tiempo, dijo al-Juindy, que agregó que su presentación “será obligatoria”.

Si Mubarak se encuentra muy enfermo, “en ese caso, el fiscal lo visitará, y este es el procedimiento que seguimos con cualquier sospechoso enfermo. El sospechoso debe de tener oportunidad de defenderse, para que entonces el juicio sea justo”.

Murbarak también es investigado por acusaciones de corrupción y malversación de fondos públicos.

“Hay reportes de que la fortuna del ex presidente es de varios billones, y de hecho son billones”, afirmó el ministro de justicia.

Hasta ahora “no podemos decir con certeza la cantidad exacta, pero la investigación continúa”, afirmó.

El juicio contra Mubarak mostrará que el imperio de la ley es supremo en el país, afirmó el ministro.

“La ley es respetada en Egipto y se aplica a todos sin excepción”, afirmó. “Esto es muy importante porque Egipto ahora se ha convertido en un país donde la ley es soberana.»

El periodista Mohamed Fadel Fahmy contribuyó con este reporte.