Schwarzenegger y Maria Shriver se separan

Arnold Schwarzenegger y Maria Shriver anunciaron el lunes que se "separan amistosamente", pero no se mencionó la palabra divorcio en su declaración conjunta.

La confirmación de su separación se produjo apenas dos semanas después de su aniversario número 25 de matrimonio y cuatro meses después de que Schwarzenegger dejara el cargo de gobernador de California.

“Este ha sido un momento de gran transición personal y profesional para cada uno de nosotros”, señalaron en la declaración. “Después de una gran cantidad de reflexión, discusión, y oración, llegamos a esta decisión juntos”.

El comunicado no reveló cuando se inició la separación, pero Shriver, de 55 años, no llevaba su anillo de matrimonio en un video publicado en YouTube hace dos semanas.

“En este momento, estamos viviendo separados, mientras que trabajamos sobre el futuro de nuestra relación”, dijeron.

El matrimonio de Schwarzenegger, un fisicoculturista convertido en actor, y Shriver, la sobrina del presidente John F. Kennedy, fue considerada una unión poco probable, especialmente teniendo en cuenta las profundas raíces demócratas de Shriver y las tendencias republicanas de Schwarzenegger.

Se convirtieron en una de las parejas más famosas de Estados Unidos. Él fue uno de los actores mejor pagados de Hollywood y ella era presentadora de noticias en una cadena. Ambos abandonaron esas carreras cuando él fue elegido gobernador de California en 2003, cargo que desempeñó hasta el pasado mes de enero.

Schwarzenegger, de 63 años, ha estado ocupado en los últimos meses en la reactivación de su carrera como actor, y firmando acuerdos para películas; incluyendo otra entrega de su serie Terminator.

Los hijos de la pareja tienen 14, 18, 20 y 21 años.

“Seguimos educando a nuestros cuatro hijos juntos”, dijeron. “Ellos son la luz y el centro de nuestras vidas”.

La declaración no mencionó cuál de ellos se mudó de la mansión de Brentwood, California, donde ha residido la familia.

“Consideramos esto un asunto privado, y ni nosotros, ni ninguno de nuestros amigos o familiares tendrá más comentarios”, indicó el comunicado. “Pedimos compasión y respeto por parte de los medios de comunicación y el público”.