CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tecnología

Los talibanes ganan “adeptos” gracias a Twitter

Por Juan Andrés Muñoz

Durante mucho tiempo, los talibanes han sido conocidos como enemigos de la tecnología moderna, sin duda del tipo que se produce del mundo occidental al que insultan.

Ahora están en Twitter, y a partir de esta semana, incluso en Twitter en inglés.

La cuenta @alemarahweb está enlazada a la página web de los talibanes, el Emirato Islámico de Afganistán, que es el nombre que utilizan para referirse a sí mismos.

La mayoría de los tuits de la cuenta, creada el 19 de diciembre, están escritos en Pashto, que es el idioma nativo en algunas partes de Afganistán.

Como señaló el británico The Guardian, la cuenta tenía menos de 1.000 seguidores el jueves. Pero ahora que escriben en inglés han triplicado ese total, y por la mañana de este viernes ya tenían más de 3.007.

La información parece estar conformada casi en su totalidad por enlaces a la página web de los talibanes. Lo publicado en inglés parecen ser declaraciones muy exageradas para atacar y matar a soldados de la OTAN, Estados Unidos y personal del gobierno afgano.

Si los tuits fueron hechos para ser creíbles, 81 soldados “enemigos” han muerto desde el jueves, cuando comenzaron a publicar en inglés. Un avión espía de Estados Unidos y 23 vehículos, entre ellos cinco tanques estadounidenses, también fueron destruidos por los ataques de los talibanes, de acuerdo con sus tuits.

Ni reportes militares ni de noticias no respaldan nada parecido a esas declaraciones.

La cuenta también parece ser usada para mantener vigilados a quienes los talibanes consideran enemigos.

De las 12 cuentas que sigue, hay varias agencias de noticias que cubren la región. También sigue a una organización de caridad que apoya a las tropas británicas, a un oficial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y, tal vez de manera inquietante, a una agencia del gobierno afgano enfocada en la educación, el entretenimiento y programas culturales para los niños.