CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
El Salvador

Las «turbococinas» salvadoreñas llaman la atención de la ONU

Por Juan Andrés Muñoz

El Salvador es uno de los países más deforestados de Centroamérica y el invento denominado turbococina podría contribuir a la reducción de esa tendencia.

La turbococina una estructura en forma de cilindro de acero inoxidable con un disco de diez inyectores de aire. Además, cuenta con dos pequeños ventiladores internos que funcionan con energía eléctrica y una placa de acero que regula la entrada o salida del aire. Tiene un sistema de combustión presurizado, donde el calor que se produce se administra en un solo punto.

En el interior de un cilindro metálico se lleva a cabo la combustión y se utiliza la mayor parte del calor que producen unos pequeños trozos de leña. El aire de los dos pequeños ventiladores es clave para lograr el objetivo.

“Se ahorra leña se ahorra dinero, no hace humo que eso es muy importante. Además, los alimentos están más rápido”, dice Rosario Hernández, una usuaria de estas turbo cocinas.

El invento busca reducir la tala de árboles en el país y contribuye a la eliminación de las emisiones de humo, y a la preservación del medio ambiente.

El costo aproximado de las turbococinas oscila entre 350 y 400 dólares, un precio demasiado elevado para mucha gente de escasos recursos que utiliza leña para cocinar sus alimentos.

Pero ahora el proyecto ha llamado la atención de Naciones Unidas, que apoyará al gobierno para entregar 100.000 unidades a familias de comunidades pobres en el interior del país.

Las cocinas se fabricarán en España y se ensamblarán en el país, donde el gobierno las distribuirá en las comunidades del interior.

Para los ecologistas, proyectos como éste ayudan a cuidar el ecosistema, aunque consideran que deberían explorarse otras alternativas ya que las turbococinas siguen usando leña, aunque en menor medida.

“El diseño en El Salvador de la turbo cocina requiere electricidad y hay zonas donde puede no haber electricidad y puede haber sol y a veces utilizar otro tipo de cocinas también puede ser conveniente”, dice el ecologista Ricardo Navarro.

Según su inventor, René Núñez, la turbo cocina ha sido modificada para volverla más eficiente y ahora trabajan en nuevas ideas con el propósito de usarla también en pequeños negocios.