El entrenador del Oporto hace historia en el fútbol
André Villas-Boas manteado por sus jugadores tras ganar la Europa League con el Oporto.

La temporada increíble del Porto continuó el miércoles con una victoria 1-0 en la final de la Liga de Europa frente al Braga. Con esto, el entrenador André Villas-Boas logró un triplete en su primer periodo a cargo del equipo.

A sus 33 años se convirtió en el entrenador más joven en ganar un título europeo. Aseguró el título portugués con cinco partidos por jugar antes del final de temporada de la liga nacional, invicto en 30 rondas.

Era 95 días más joven que el anterior poseedor del récord Gianluca Vialli, que ganó la ahora desaparecida Copa de Ganadores con el equipo inglés Chelsea en 1998.

Villas-Boas ahora puede emular a uno de sus mentores, José Mourinho, si gana la final de la Copa de Portugal frente al Vitoria el domingo; reclama tres trofeos en una misma campaña.

El delantero Radamel Falcao anotó el único gol contra el rival portugués Braga en Dublín, y así extendió su récord en la competencia a 17. También anotó una vez en las rondas de clasificación.

El colombiano anotó su gol número 38 esta temporada justo antes del medio tiempo, tras recibir el centro de Fredy Guarín, llevando al club a ganar el título por segunda vez.

Fue un feliz cumpleaños 33 para el capitán y portero del Porto, Helton, quien realizó una parada vital con la pierna justo después del medio tiempo frente al suplente del Braga y compañero brasileño Mossoró.

La carrera de Villas-Boas se vio completada en la capital irlandesa, cuando se enfrentó al hombre que indirectamente le ayudó a entrar en el futbol en su adolescencia, el entrenador del Braga, Domingos Paciencia.

Él escribió al ex entrenador del Porto, Bobby Robson, acerca de Paciencia, que entonces era un delantero en el club, y como resultado el fallecido inglés lo tomó bajo su protección y lo puso en el departamento de exploración y estadísticas a la edad de 16 años.

Mourinho, que también comenzó bajó el ala de Robson, trajo a Villas-Boas de regreso a Porto desde Islas Vírgenes Británicas, donde, Villas-Boas, a sus 21 años, había estado trabajando como director de futbol.

Siguió el actual entrenador del Real Madrid al Chelsea y al Inter de Milán antes de tomar un trabajo de entrenador en Academica en 2009 y ayudar al club a evitar el descenso a la segunda división de Portugal.

El presidente Jorge Nuno Pinto da Costa volvió a contratar Villas-Boas después de que Porto terminó en un decepcionante tercer lugar en la liga, la temporada pasada.

Ha revivido la fortuna del club hasta el punto de que los Dragones ganaron el título por un récord de 21 puntos, con una única falla en casa a causa de una derrota en la Liga Nacional Portuguesa frente al Nacional de Madeira a principios de enero.

Braga terminó cuarto en la liga, 38 puntos por detrás del Oporto, pero logró la primera final europea del club después de llegar en un principio a la etapa de grupos de la Liga de Campeones antes de ser descendido a lo que se llamaba la Copa de la UEFA.

Mientras tanto, el Lille se colocó a un punto del primer título de liga del equipo francés desde 1954, con una victoria 1-0 en casa ante el Sochaux, el miércoles.

Eso dio al Lille una ventaja de seis puntos sobre el segundo clasificado, el Marsella, con dos juegos pendientes, y el equipo de Rudi García cuenta también con una diferencia de goles superior.

El Lille puede completar un doblete doméstico si vence al Paris St. Germain, el sábado, tras haber vencido a ese equipo al ganar la Copa de Francia el fin de semana pasado y poner fin a 56 años sin un trofeo.