Miami (CNN) – Después de causar estragos a su paso por Centroamérica, el huracán Rina pasó a ser de categoría 1 en su ruta a México, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Tras el debilitamiento los vientos de Rina también descendieron a 85 kilómetros por hora.

"No esperamos que sean golpeados por un huracán de mayor magnitud, pero de cualquier manera será un huracán", dijo Dennis Feltgen, vocero del CNH.

"Ellos (los residentes y visitantes de la Península de Yucatán) deben estar preparados, no pueden bajar la guardia", añadió Feltgen.

Se espera "un debilitamiento gradual a medida que el ojo del huracán avanza sobre la península de Yucatán", dijo el CNH con sede en Miami. Se prevé que Rina alcance la península el jueves.

Pese a que Rina se debilitó, las medidas de precaución se mantienen vigentes en las zonas costeras de México. En el sureste se emitió alerta en la Península de Yucatán, en Chetumal, Cancún, Tulum, Isla Mujeres y Cozumel, en donde se esperan fuertes lluvias y oleaje elevado.

En la zona se han instalado 1,113 refugios temporales como medida preventiva, informó CNN México citando a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

A medida que avanzaba el huracán se le ha solicitado a residentes y turistas hacer los preparativos para abandonar las zonas costeras de Cancún y Cozumel, aunque muchos turistas se encontraban varados al no poder encontrar vuelos desde Cancún.