CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Una "serpiente" robótica para limpiar la planta nuclear de Fukushima

Por CNN en Español

LONDRES (CNN) — Se le podría llamar el robot humanoide más curvilíneo. Deslizándose en espacios confinados, abordando tareas muy difíciles o peligrosas para los seres humanos, el robot con brazo-serpiente puede “alcanzar lo inalcanzable”, dicen sus inventores de Reino Unido, OC Robotics.

El director gerente, Rob Buckingham, y el director técnico, Andrew Graham, desarrollaron su primer prototipo en 2001 en su sede en Bristol, Inglaterra, y han estado perfeccionando la tecnología desde entonces.

Hoy en día, con clientes en el sector nuclear y otros haciendo fila para ver una demostración, el trabajo duro está rindiendo frutos.

El desafío técnico ha sido encontrar una manera de canalizar la energía hacia el brazo-serpiente, dice Buckingham.

“Al igual que el brazo humano, los grandes músculos que lo impulsan están en realidad montados en la espalda y los tendones ligan los músculos a las articulaciones”, dijo Buckingham.

“Básicamente, hemos llevado ese principio a un extremo y usamos cables como tendones y todos los motores (actuadores) que controlan el brazo están en la base del robot”, añadió.

Hechos de acero, estos cables transfieren el poder mecánico al brazo-serpiente, donde una serie de enlaces articulados crea un movimiento sinuoso.

Se puede hacer a diferentes longitudes, pero la anchura es crucial para la eficiencia funcional del robot.

“Nuestra regla de oro es de 30 a uno (una longitud de 30 veces el diámetro), es buena para un robot que puede hacer mucho trabajo”, dijo Buckingham.

Los brazos por sí mismos son mecanismos de entrega de una serie de herramientas que pueden montarse en la punta, dice Buckingham.

Cámaras de video, luces, equipo para soldadura por puntos, corte, sujeción y limpieza son sólo algunas de las herramientas que OC Robotics ha construido, y todas pueden ser enrutadas a través del hueco central del brazo-serpiente.

Tanto el brazo como las herramientas son controlados por un operador humano que no utiliza nada más complicado que un monitor de computadora y un panel de control tomado de una consola de vídeojuegos.

“No estamos eliminando a la persona por completo, pero estamos trabajando de manera mucho más segura. Eso es lo que hemos visto en el sector nuclear”, dijo Buckingham.

En 2004, OC realizó un complicado trabajo de mantenimiento en un reactor en Suecia y el año pasado, inspeccionó con éxito un reactor en Ontario, Canadá.

“Estamos llegando a una etapa en que nuestra tecnología es muy madura, y estamos buscando socios y clientes que realmente se aferren a la oportunidad”.

Sus deseos pronto podrá podrían ser concedidos.

A principios de este año, la empresa demostró un brazo-serpiente de 2.5 metros equipado con herramientas de limpieza, recolección y sondas radiológicas para Sellafield, la principal empresa de desmantelamiento nuclear de Reino Unido .

“”Tengo que admitir que cuando fui a verlo quedé mucho más impresionado de lo que esperaba”, dijo Phil Reeve, jefe de Estrategia y Técnica para la dirección de Desmantelamiento de Sellafield.

“Tenemos lugares en los que idealmente no queremos colocar a la gente y no queremos hacer grandes aperturas tampoco. Hay situaciones donde queremos saber lo que está al otro lado de un muro de hormigón de cuatro metros”, dijo Reeve.

“Si tenemos algo que pueda entrar y sea lo suficientemente hábil para maniobrar alrededor de obstáculos y pueda salir de nuevo, entonces  tiene grandes ventajas”, agregó.

El ahorro podría llegar a los millones de dólares pero es evidente que existen otras ventajas más importantes en juego.

“Si podemos reducir el número de veces que alguien tiene que ponerse un traje de plástico en entornos peligrosos, entonces es una ventaja enorme que va más allá (del dinero)”, dijo Reeve.

Buckingham tiene la esperanza de que la empresa pueda ayudar con la operación de limpieza en la afectada planta de energía nuclear Fukushima Daiichi, en Japón. Se ha realizado una oferta, dice, pero hasta el momento, no ha recibido respuesta alguna.

Mientras tanto, están buscando otras empresas colaboradoras. Gigantes de la aviación como Airbus y Boeing están estudiando cómo la tecnología puede facilitar la inspección de los espacios confinados dentro de las alas y fuselajes durante el proceso de fabricación.

Las demostraciones también han sido solicitadas por las agencias de defensa gubernamentales tanto de Estados Unidos como de Reino Unido, para ver como el brazo-serpiente podría mejorar la inspección remota de vehículos.

Los médicos y los pacientes también podrán beneficiarse en el futuro ya que OC Robotics trabaja en un brazo-serpiente que algún día podría realizar cirugías por orificios naturales.

“Nuestro prototipo marca una dirección y es un hito en la exploración de un nuevo paradigma quirúrgico”, dijo Buckingham.