CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Economía

Detecta tus “superpoderes” y despega en tu carrera

Por CNN en Español

(CNN) — Ale tomó hasta la adolescencia descubrir sus superpoderes, pero muchos de nosotros tardamos mucho más tiempo en encontrar los nuestros, si es que alguna vez lo hacemos.

Identificar un superpoder (esa fuerza básica que te da una ventaja competitiva) en el lugar de trabajo; ya sea creatividad, visión o una mente analítica, puede ser la clave para llevar tu carrera al siguiente nivel.

“Yo soy un creyente total de que la primera cosa que debes hacer en un papel de liderazgo es identificar tus propias fortalezas y enfocarte en ellas”, dice Sheryl G. Feinstein, coautora del libro The Brain and Strengths Based School Leadership (Las ideas y fortalezas de la escuela del liderazgo).

“Creo que, con demasiada frecuencia, una de las dificultades que tienen los líderes es que tratan de ser todo para todos, lo que crea una especie de mosaico de liderazgo que es contraproducente”, añade. “Pasan tanto de su tiempo compensando en exceso sus debilidades que en realidad no se enfocan en sus fortalezas”.

La investigación sugiere que los líderes que identifican sus puntos fuertes, y se enfocan en ellos, están más satisfechos en su trabajo y son mejor pagados, dice.

Un superpoder, explica Corinne Mills, directora general de Personal Career Management y autora de Career Coach, es la ventaja diferencial personal que te da valor en el entorno corporativo. Identificarla podría servir para venderte dentro de tu organización; y ante los demás.

Pero, ¿cómo identificar tu superpoder? Aunque un poco de autoconocimiento puede servir de mucho, es común que los ejecutivos estén a ciegas en lo que respecta a sus propias fortalezas y debilidades.

“Es muy difícil ser objetivo acerca de tus propias fortalezas”, dice Mills. “La mayoría de la gente tiene una fortaleza particular, pero a menudo, debido a que es algo que les gusta hacer, o quizás una habilidad natural, se siente fácil y, por lo tanto, creen que todo el mundo puede hacerlo”.

Una buena manera de averiguarlo es preguntarle a excompañeros o exjefes “en cuya opinión confías y que serían honestos”, dice. “Ellos te darán información objetiva, y las cosas que a menudo das por sentado, otras personas las verán muy claramente”.

Guy Longshaw, un asesor ejecutivo y consultor de empresas, recomienda realizar pruebas de fortalezas extraídas de la psicología positiva, un movimiento cuyos fundadores buscaban “encontrar y cultivar el genio y el talento”, alentando a la gente a identificar sus puntos fuertes y a enfocarse en ellos.

Las personas altamente exitosas tienen la habilidad de encontrar “nuevas e innovadoras formas de desafiarse a sí mismos en esas áreas”, dice, por lo tanto permanecen motivados e interesados en sus carreras.

Feinstein dice que la simple autoreflexión también puede ayudar. “Tal vez después de haber dirigido una reunión, reflexionas sobre cuáles fueron tus fortalezas y debilidades. Es increíble con estos programas informáticos, como a menudo terminan validando cosas que en el fondo la gente ya sabe sobre sí misma”.

Sean McPheat, director general de MTD Training, dice que la vieja sabiduría convencional acerca de fortalezas y vulnerabilidades ya no aplica.

“La gente solía decir: Trabaja en tus puntos fuertes, desarrolla tus puntos débiles. Pero olvídense de desarrollar tus debilidades. Un 2% de mejora en tus puntos fuertes va a ser mejor que un 2% de mejora en tus debilidades”.

Longshaw añade: “Eso no quiere decir que ignores tus debilidades: conoce cuáles son, pero el tiempo y el esfuerzo destinado a mejorar en tus puntos débiles es mucho menos bien gastado”.

En lugar de gastar mucho tiempo tratando de superar tus fallas, la mejor manera de reforzar tus debilidades podría ser reunir a un equipo de personas con los atributos que te hacen falta.

“Tal vez tienes fortalezas en la organización, pero son más débiles cuando se trata de visión, de construir relaciones”, dijo Feinstein. “Con el equilibrio adecuado, puedes enfocarte en tus propias fuerzas y dejar que tu equipo se enfoque en las suyas”.