¿Dónde está la originalidad de los "reality shows"?

(CNN) — Ya sea que te guste el diseño de modas, las artes culinarias o mirar cómo las estrellas pop hacen y deshacen los sueños de cantantes esperanzados, la televisión de realidad ofrece algo para todos.

Pero si las múltiples series dedicadas a familias con más de 19 hijos (y contando...) nos han enseñado algo, es que tenemos no tenemos una carencia de contenido original.

Promocionada como “el futuro de los programas de diseño de modas”, Fashion Star se estrenó el martes. Y pese a las opiniones encontradas, el programa presentado por Elle Macpherson consiguió una sensación de innovación al tomar prestados elementos de series existentes.

En otras palabras, si Project Runway y Shark Tank fueran un solo programa, se llamaría Fashion Star.

“En 2012, hay tantos canales y reality shows allá afuera que es difícil crear un concepto en el que todo sea completamente nuevo”, dijo Steve Carbone de RealitySteve.com.

En la nueva serie de NBC, los aspirantes a diseñadores tratan de vender su moda a los minoristas, justo como los emprendedores presentan sus ideas a inversores potenciales en Shark Tank de ABC. Del mismo modo, la otra creación de la cadena, The Voice, encontró el éxito al agregar sillas giratorias y equipos a la fórmula ganadora de American Idol. (El modelo se originó en los Países Bajos como The Voice of Holland en 2010.)

“Seamos realistas”, dijo Carbone, “después de que los jueces giran sus sillas, The Voice se convierte en The X Factor. Cada juez tiene un equipo. Cada equipo compite cada semana. Alguien es eliminado... Todo se reduce a cuáles personalidades te gustan más”.

Con base en la reciente sacudida de The X Factor —las juezas Paula Abdul y Nicole Scherzinger, y el presentador Steve Jones fueron despedidos—, es claro que el público prefiere a los mentores de The Voice como Christina Aguilera, Cee Lo Green, Adam Levine y Blake Shelton.

Al contar con mentores como Jessica Simpson, Nicole Richie y el diseñador John Varvatos (además de presentar a compradores de ropa de gigantes minoristas como Macy 's, Saks Fifth Avenue y H&M), el poder estelar de Fashion Star podría ser suficiente para atraer a los espectadores, dijo April Bernard, editora senior de televisión de US Weekly's.

“(El programa) no se siente tan fresco como podría, a pesar de que todos lo están promocionando como una idea nueva y fresca”, dijo Bernard.

Aunque Hank Stuever de The Washington Post dijo que el espectáculo merece una oportunidad por su “originalidad y dinamismo conceptual”, escribió Mary McNamara de Los Angeles Times: “Fashion Star es el intento de NBC de renovar Project Runway.

“Fashion Star se une a los programas de moda pasados y presentes como 24 Hour Catwalk, Launch My Line, The Fashion Show y el breve programa de CBS, The Cut.

Pero Project Runway de Lifetime, que se transmitió por el canal Bravo durante las primeros cinco de sus nueve temporadas, sigue siendo un gigante en el campo de la moda.

“Las copias que muestran ser imitaciones sosas por lo general no funcionan, mientras que la innovación sí lo hace”, escribió Andy Dehnart de Realityblurred.com en un correo electrónico.

Esa podría ser la razón por la que muchas imitaciones de The Bachelor como Joe Millionaire y More to Love, no han experimentado el mismo éxito que la longeva franquicia de ABC, que ahora incluye The Bachelorette y Bachelor Pad.

“El mejor tipo de programa de imitación simplemente utiliza una idea existente como punto de partida”, dijo Dehnart. “The Voice tuvo éxito y The X Factor fracasó porque, aunque The Voice tomó (ideas) prestadas a American Idol, su formato era nuevo, diferente e interesante. Y The X Factor era demasiado similar a lo que ya hemos visto y nos hemos cansado de ver”.

“El éxito tiene menos que ver con si el programa es una imitación y más con lo convincente que es por sí mismo”, dijo Dehnart. “En algún nivel, American Idol fue una imitación de los programas que le precedieron, como Star Search”.

Mientras existan nuevos espectáculos que sigan añadiendo elementos únicos a los reality shows existentes, parece que tendrán la oportunidad de conseguir ratings de oro.

Después de todo, la imitación es la forma más sincera de adulación.