Probando el iPhone 5: Nuestras primeras impresiones
Tim Cook, CEO de Apple (izq.); Jonathan Ive (centro), encargado de diseño de la marca; y Dave Grohl, de Foo Fighters, observan cómo algunos usuarios prueban el nuevo iPhone 5.

(CNN) - Una de las cosas que más llaman la atención en cuanto se tiene el nuevo iPhone en la mano es cómo el iPhone anterior, que nos parecía perfectamente diseñado y elegante tan solo una hora antes, de repente nos parece lento, torpe y pesado. Es un buen truco con el que Apple espera convencer a muchos usuarios actuales del iPhone para que se compren el nuevo.

Después del anuncio del miércoles nos dejaron un iPhone 5 para probarlo durante un rato. También nos prestaron un iPod Touch y un iPod Nano. Estas son nuestras primeras impresiones del iPhone, más ligero y alto que el iPhone 4, que a su lado parece casi un fósil.

Los iPhones y los iPods estaban colocados sobre mesas en la penumbra del hall del Yerba Buena Center for the Arts, un espacio sin ventanas. Celosos empleados de Apple custodiaban de cerca los aparatos, los limpiaban cada vez que un periodista dejaba marcadas sus huellas y se sobresaltaban cada vez que a alguno se le caía el teléfono (algo que ocurrió en varias ocasiones mientras nosotros estuvimos allí).

Por delante, el iPhone 5 se parece mucho al iPhone 4 y 4S. De hecho uno tarda un rato en darse cuenta de que es más alto (algo que resulta evidente al ponerlo junto al modelo previo). La pantalla es la misma retina del iPhone 4, 4S y, ahora, el iPod Touch, aunque de 4 pulgadas en lugar de 3,5.

Al sostenerlo en la mano de inmediato se siente su ligereza, uno de los aspectos más llamativos. Se siente como algo delicado, desnudo, que casi se va a partir por la mitad sin una funda protectora. Obviamente no es tan frágil. El cuerpo del teléfono está hecho del mismo aluminio que los MacBooks y de cristal. Se siente "caro", no como otros aparatos de plástico que se ven baratos en su manufactura y fáciles de romper.

El hecho de que sea más fino y ligero lo hacen muy atractivo al comprador. Sí, se siente increíble en la mano, pero pocos se quejaban del peso del iPhone 4, ni tampoco había un clamor por un teléfono más delgado. Por otro lado, Apple se distingue por ofrecer cosas antes de que el usuario sepa que las quiere o necesita. La gente quería una pantalla más grande, y en ese aspecto el teléfono cumple, pero quizás se quede corta para los que esperaban una de 4,5 pulgadas, como se encuentra en algunos dispositivos Android.

El nuevo iPhone tiene un procesador A6, más rápido. Al probarlo se siente la velocidad, al utilizar apps como Passbook, ver películas, visitar sitios de Internet, funciones que no es que fueran extremadamente lentas en el iPhone 4 tampoco. Los juegos son un buen punto de comparación para apreciar esa velocidad. Los gráficos se veían muy detallados e increíblemente rápidos.

También se aprecia la rapidez con la función de fotos panorámicas de la cámara del teléfono, que procesó casi instantáneamente una foto panorámica del lugar donde estábamos. Otras aplicaciones similares de terceros son más lentas para unir y procesar ese tipo de imágenes.

Todos los aparatos que probamos tenían instalado el sistema iOS 6, que prescinde por primera vez de la aplicación de mapas de Google. La función de Flyover convierte las ciudades en imágenes interactivas en 3D. Uno puede girarlas y manipular los ángulos con movimientos del dedo, así como ampliar y reducir. Las nuevas áreas tardan un poco más en cargar pero la aplicación se siente muy rápida. La función de Flyover es quizás más divertida que funcional, pero distraerá a los usuarios de otros aspectos que la aplicación no incluye, como las direcciones en transporte público.

La sala donde probamos el iPhone 5 era demasiado ruidosa como para utilizar bien el asistente de voz Siri, que ahora se integra con otras aplicaciones para mejorar sus resultados. Por ejemplo, lás búsquedas de restaurantes están ahora vinculadas con la aplicación Open Table y las reseñas de películas con Rotten Tomatoes. También incorpora la integración con Facebook. Los aparatos estaban conectados a la red WiFi, por lo que las pruebas con la conexión LTE tendrán que esperar hasta que tengamos el aparato realmente en nuestras manos.

También pasamos un rato con el iPod Touch. Parece el hermano pequeño del iPhone, que hereda la ropa vieja de su hermano mayor. Tiene Siri y una cámara de 5 megapixeles, así como el procesador A5. Además, la nueva generación de iPod incorpora la pantalla retina y la cámara frontal. Pero esta vez estrena dos funciones a la vez que el iPhone: la pantalla más alta y el cuerpo más delgado (de hecho, el iPod Touch es 0,06 pulgadas más delgado y pesa 0,05 onzas menos que el iPhone 5).

Durante nuestra prueba con el teléfono, varios ejecutivos de Apple se dejaron ver por la sala, incluido un sonriente Tim Cook, que dio muchos apretones de manos y abrazos. Tenía buenos motivos para estar feliz: el teléfono parece ser de un altísimo nivel y con un cuerpo que es todo un hito de ingeniería. Quizás no sea la actualización más espectacular jamás vista en el iPhone pero eso no disminuye su alta calidad.