CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Corte de Egipto confirma la disolución del Parlamento

Por (CNNEspañol.com)

EL CAIRO, Egipto (CNN) – La alta corte administrativa de Egipto confirmó la controversial decisión de disolver el parlamento, una medida a la que el presidente de la nación se opone enfáticamente.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que gobernó a Egipto desde el derrocamiento del presidente Hosni Mubarak, disolvió el parlamento en junio de 2012 ejecutando una orden de la Alta Corte Constitucional que declaró que los artículos constitucionales que reglamentaban las elecciones parlamentarias eran inválidos.

Eso pronto generó un enfrentamiento entre el presidente Mohamed Morsi, que fue elegido después ese mismo mes y cuyo anterior grupo político, la Hermandad Musulmana y su Partido de Libertad y Justicia, había ganado más escaños legislativos que cualquier otra entidad política. Morsi optó por desafiar el dictamen de los militares al volver a llamar al parlamento cuando asumió el poder el 30 de junio, aunque en las semanas siguientes prometió respetar la orden de la corte de la disolución del parlamento.

La decisión del sábado tomada por la alta corte administrativa, de nuevo confirma la decisión sobre la llamada Asamblea del Pueblo debido a que las elecciones que la conformaron, que empezaron en noviembre de 2011, fueron inconstitucionales, reportó la página estatal de noticias Al-Ahram.

Los jueces no cerraron del todo el caso, no obstante, postergando la decisión final sobre un caso similar para el 15 de octubre.

Incluso aunque el panorama pueda cambiar, la decisión por ahora sigue dejando a Egipto sin un cuerpo legislativo elegido democráticamente en un momento en que enfrenta varios problemas, incluyendo serias dificultades económicas y descontento social.

Sin embargo, ya no hay una crisis política contra Morsi ni contra el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que asumió los poderes legislativos después de disolver al parlamento.

En agosto, Morsi sacudió las altas esferas militares al reemplazar a los principales generales y al reasignar los poderes que el Ejército tomó antes de que él asumiera la presidencia. También reversó el decreto constitucional de junio del Consejo Supremo que  pretendía retener la autoridad legislativa hasta que un nuevo parlamento fuera juramentado a final del año.