<strong>(CNNEspañol.con) - El Senado de Uruguay aprobó este miércoles por 17 votos a favor y 14 en contra una ley que despenaliza el aborto, con lo cual esta práctica será legal en todo el territorio.

El presidente José Mujica dijo que promulgará la ley de despenalización, que será viable hasta la semana 12 de gestación del feto.

Según el proyecto, que había sido aprobado por la Cámara de Diputados el mes pasado, toda mujer que desee interrumpir su embarazo deberá presentarse ante una comisión multidisciplinaria integrada por un médico, un psicólogo y un asistente social.

Estos deberán exponerle a la mujer alternativas a la decisión de abortar, incluyendo la posibilidad de dar su hijo en adopción. Luego la mujer tendrá cinco días de plazo para ratificar o no su decisión, tras lo cual toda institución de salud -privada o pública- deberá garantizar el procedimiento de manera legal y sin riesgos para la madre".

En un comunicado, la arquidiócesis católica de Montevideo expresó su "profundo dolor y rechazo a esta ley".
Paradójicamente, los grupos partidarios del aborto, como Amnistía Uruguay, manifestaron su oposición a este proyecto ya que, a su juicio, atenta contra la libertad de la mujer.

En la anterior legislatura se aprobó una ley similar, pero el entonces presidente Tabaré Vázquez vetó el artículo referido al aborto.

Uruguay se convierte así en el segundo país del subcontinente en despenalizar el aborto después de Cuba.

Cada año se practican en territorio uruguayo alrededor de 30.000 abortos ilegales, según las autoridades de salud del país. La nueva ley dejará sin efecto una del año 1938 que penalizaba con entre tres y nueve meses de prisión a la mujer que abortara y hasta dos años de cárcel para quien lo practicara.

La nueva ley podría comenzar a regir en cuestión de semanas o días, una vez que el presidente Mujica la promulgue.

(Con información de Darío Klein)