Por Kevin Conlon, CNN

(CNN) – El poderoso terremoto de 8,2 grados que remeció el norte de Chile el martes se produjo después de una serie de sismos que han remecido el área de Los Ángeles, EE.UU. en las recientes semanas.

¿Podría haber relación entre estos eventos sísmicos? ¿Auguran una crisis planetaria más grande y quizá más grave? ¿Es una señal de que el se aproxima el apocalipsis tectónico pronto?

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

"No", dijo el doctor Gavin Hayes, geólogo del Centro Nacional de Información de Terremotos de estados Unidos.

“Completamente sin relación”, estuvo de acuerdo el geofísico de Cal Tech Mark Simons.

LEE: El terremoto en Chile fue fuerte, pero habrá otro peor, según científicos

“Lo más importante es que todo el mundo debe recordar que estos son dos de los lugares más sismológicamente activos del mundo”, dijo la meteoróloga de CNN, Indra Petersons.

De modo que los californianos pueden estar tranquilos. Ese estado y Chile están en diferentes fallas que “están muy distanciadas” para que los sismos estén relacionados, dijo Hayes.

El más reciente sismo de Chile ocurrió entre las placas de Nazca y de Suramérica a lo largo de la fosa de Perú-Chile, una región que “ha producido algunos de los mayores terremotos en el mundo”, dijo USGS, el Servicio geológico de Estados Unidos.

Los temblores de Los Ángeles ocurrieron en la zona de empuje de la cadena montañosa Puente Hills, que aunque no es tan grande o conocida como la falla de San Andrés, es potencialmente igual de destructiva debido a la situación precaria debajo del centro de Los Ángeles, según el meteorólogo de CNN Sean Morris.

En cuanto a la razón de por qué los sismos ocurrieron en un mismo periodo de tiempo: “Es simplemente el ciclo natural de la sismicidad”, dijo Hayes.

Pero a pesar de que los terremotos no estén relacionados, cualquier persona que viva “en lugares sismológicamente activos” deberían estar preparados.

“Los residentes de Los Ángeles deberían tener en cuenta lo que ha ocurrido en las últimas semanas como un recordatorio de que deben tener todo listo para no ser sorprendidos”, dijo Simons.