(CNN Español) - Este martes se realiza la segunda reunión de diálogo entre el gobierno de Venezuela y parte de la oposición después del inicio de las conversaciones con la mediación de tres cancilleres de Unasur.

El encuentro se lleva a cabo en la sede de la vicepresidencia sin la participación de los estudiantes —que protestan desde hace dos meses contra el Gobierno— y de algunos líderes opositores. Según reportes, la Mesa de Unidad democrática, MUD, entregó un proyecto para conformar la Comisión de la Verdad.

Al encuentro asisten los cancilleres de Ecuador y Brasil, así como el nuncio apostólico, Aldo Giordani.

Aunque se desconocía la agenda, se reportó que la oposición lleve un documento sobre las violaciones a los derechos humanos.

Esta reunión no es televisada, como lo fue el primer encuentro.

Por su parte, los líderes estudiantiles aseguran que sólo dialogarán en tanto el Gobierno cumpla las condiciones que exigen.

En entrevista con Patricia Janiot en Panorama Mundial, el opositor Henry Ramos Allup dijo que los miembros de la oposición que no están en el diálogo "es porque por propia voluntad no lo quieren".

"Los que no están representados en el diálogo es porque por propia voluntad no quieren que se produzca, porque tumba sus agendas personales".

Ramos Allup dijo que respalda las manifestaciones pacíficas pero no cree que las condiciones que algunos sectores plantean para sentarse en la mesa sirvan para el desarrollo del diálogo.

"Poner condiciones previas al diálogo es liquidar el diálogo mismo", dijo.

Ramos Allup dice que todo lo que se hable en los diálogos pasa por las acciones del Gobierno.

En entrevista con Guillermo Arduino en Conclusiones, el exdiputado opositor Juan José Molina dijo que la presencia de la Iglesia católica y la gestión de los cancilleres de Unasur han sido factores determinantes para la realización de un diálogo necesario.

Molina asegura que el trabajo en las reuniones es para todos los venezolanos y no sólo para un grupo.